La Academia Militar de Belgrado: comparación con el modelo español

Versión para impresiónVersión para impresión

Vivimos en un mundo interconectado, en el que la transmisión de conocimientos es permanente. Ello nos permite avanzar por caminos abiertos por otros, sin perder el tiempo intentando inventar de nuevo esa bicicleta que hace tiempo que alguien más espabilado que nosotros ya inventó. La emulación es una de las madres del progreso y solemos emular, sobre todo, a los que percibimos como más grandes, más fuertes y más adelantados que nosotros. Sin darnos cuenta de que las buenas ideas pueden surgir en cualquier parte.

Tras las guerras de los años noventa, Serbia ha intentado reconstruir su ejército para adaptarlo a su nueva situación geopolítica, a los medios de que dispone y a las misiones que puede tener que cumplir. El país balcánico ha intentado también cultivar la imagen de ejército eficaz y moderno, del que los ciudadanos puedan sentirse orgullosos. Y sus dirigentes han querido también que la reforma militar sea coherente con el proceso de integración europea en el que Serbia está empeñada. Por eso, la adaptación al sistema de Bolonia ha sido completa.

En las líneas que siguen voy a intentar esbozar algunos de los aspectos más interesantes de la Academia Militar de Belgrado[1] y de los estudios que en ella se cursan. La comparación con el sistema español (una interpretación alternativa de la misma idea de adaptarse a Bolonia) puede ayudar a comprender las ventajas e inconvenientes de ambos enfoques.

 

Breve historia de la Academia Militar serbia

En agosto de 2019 se ha incorporado a la Academia la Promoción (klasa, en serbocroata)[2] 144, compuesta por 190 nuevos cadetes, de los que 72 (el 38%) son mujeres. El propio número de la promoción ya nos da una idea de la venerable antigüedad de este centro de enseñanza militar, que forma oficiales del ejército serbio y yugoslavo desde mediados del siglo XIX:

  • La Academia Militar surge en 1850 como Escuela de Artillería. En aquel momento, Serbia era aún un principado autónomo dentro del Imperio turco (al menos, formalmente).
  • La Escuela de Artillería se transforma en Academia Militar (Vojna Akademija) en 1880, tras el reconocimiento internacional de la independencia plena del país. Funcionó como tal hasta la Segunda Guerra Mundial, con las interrupciones forzadas por las guerras en que Serbia se vio envuelta.
  • En noviembre de 1944 se restablece la Academia Militar como escuela superior de oficiales del Ejército de Liberación Nacional de la nueva Yugoslavia. Un año después era disuelta y la formación de oficiales pasa a desarrollarse en las Academias de las Armas. La tradición de la Academia Militar fue continuada en la Escuela Militar de Infantería.
  • En 1952 se restablece la Academia Militar, como escuela común de oficiales de las Fuerzas Terrestres del Ejército Popular Yugoslavo.
  • Desde 1991, con la desintegración de la antigua Yugoslavia, la Academia Militar pasa a encargarse de la formación de los oficiales de las Armas de los tres ejércitos. Otra academia, la Academia Técnica Militar, estaría a cargo de la formación de los oficiales de los Servicios.
  • Por fin, desde 2006 la Academia Militar se encarga de la formación de la gran mayoría de los oficiales serbios, tanto de las armas como de los servicios. Junto con la Academia de Medicina Militar (Vojnomedicinska Akademija) forma la Universidad de la Defensa. La Academia se adapta plenamente al sistema definido por los Acuerdos de Bolonia y los estudios que en ella se cursan pasan a estar organizados de forma similar a los universitarios.   

 

El plan de estudios

El sistema universitario serbio ha incorporado las reglas de Bolonia en forma similar a como lo ha hecho el español. Los grados son de 240 créditos (cuatro cursos) y los masters, de 60 (un curso). Es este también el sistema que se ha adoptado en la Academia Militar.

La gran variedad de formaciones que ofrece la Academia Militar hace que puedan cursarse en ella hasta nueve programas de grado y un programa integrado (grado+master). El programa integrado es el de Aviación Militar (Vojno vazduhoplovstvo) y los programas de grado son los siguientes:

  • Mando (Menadžment u odbrani)
  • Defensa antiaérea (Protivvazduhoplovna odbrana)
  • Defensa NBQ (ABH odbrana)
  • Logística (Logistika odbrane)
  • Ingeniería de maquinaria (Vojnomašinsko inženjerstvo)
  • Ingeniería electrónica (Vojnoelektronsko inženjerstvo)
  • Ingeniería química (Vojnohemijsko inženjerstvo)
  • Ingeniería geodésica (Vojnogeodetsko inženjerstvo)
  • Finanzas públicas (Javne finansije)

 

Dada la pequeña entidad del actual ejército serbio, no todos los años llega a ofertar plazas para todos los programas. En 2019 (Promoción 144), las 190 plazas estaban distribuidas de la siguiente manera:

La Academia Militar ofrece también estudios de master y de doctorado, algunos de ellos abiertos a estudiantes civiles. Algunos contenidos de la enseñanza militar tradicional han sido redirigidos hacia el modelo universitario: por ejemplo, lo que en España sería un curso de Comandante (capacitación para el mando de unidades tipo Batallón) es en Serbia el master de mando militar (vojni menadžment).

 

El plan de estudios en el programa de mando (módulo de infantería)

Puede ser instructivo comparar las soluciones serbias y españolas a un problema que, en principio, se planteaba en términos muy similares: ¿cómo adaptar la enseñanza militar de oficiales al sistema universitario actual, reformado según los acuerdos de Bolonia? Como la estructura del centro serbio es mucho más compleja que la del español, centraremos la comparación en el programa de mando y, dentro de este, en el módulo de infantería[3]

Si agrupamos las diferentes materias en militares, científico-técnicas, ciencias sociales, idiomas y educación física, la distribución de créditos entre los distintos grupos de materias es la siguiente:

  

 

Principales diferencias del sistema serbio con respecto al español

La Academia Militar (junto con la Academia de Medicina Militar) es una universidad a todos los efectos y puede conceder títulos oficiales de grado, de master y de doctorado.

Los estudios básicos son algo más cortos que los españoles: 4 años y 240 créditos. Excepción: los estudios de aviación.

Todos los estudios que se cursan en la Academia, tanto los de carácter civil como los puramente militares, están estructurados en créditos, y todos ellos son tenidos en cuenta dentro del cómputo general de créditos del grado.

Frente a la orientación científico-técnica de los grados de las academias militares españolas, el grado serbio (programa de mando) tiene más de un cincuenta por ciento de contenidos militares, con el resto repartido entre ciencia y tecnología, ciencias puras, idiomas y educación física.

El Plan de Estudios serbio tiene un porcentaje relativamente alto de créditos optativos (16%).

José Miguel Palacios es Coronel de Infantería y Doctor en Ciencia Política.


[1] Todos los datos están tomados de la página de la propia Academia Militar. Puede encontrarse la versión en inglés en la dirección siguiente: http://www.va.mod.gov.rs/cms/view.php?id=220.

[2] En serbocroata se utiliza también el término Promocija (literalmente, “promoción”), aunque con un sentido diferente. La Promocija serbia es el equivalente a nuestras ceremonias de entrega de despachos.

[3] Existen también módulos de Artillería, Ingenieros, Unidades acorazadas y Unidades fluviales (la flotilla del Danubio). Los dos primeros años son comunes y los dos últimos, específicos.