Segunda Guerra Mundial

Español

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial: El “corte de hoz” de Manstein (2)

Por otra parte, las fuerzas francesas encargadas de la operación de retardo se componían esencialmente de unidades de Caballería a lomo, dotadas de armas ligeras y sin capacidad contracarro. Los carros de la Brigada Ligera Mecanizada de cada DLC (Division Légère de Chevalerie) se repartieron entre sus unidades a lomo, por lo que siempre estaban en inferioridad numérica con respecto a las vanguardias acorazadas alemanas, por lo que su utilidad fue muy reducida. En consecuencia, sus posibilidades de combatir a las formaciones blindadas alemanas eran muy escasas.

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial: El “corte de hoz” de Manstein (1)

Finalmente, tras largos meses de preparación, el 10 de mayo de 1940, la Wehrmacht comenzó su esperada ofensiva sobre Francia. Este ataque se inició con un vigoroso ataque del Grupo de Ejércitos B sobre Bélgica y los Países Bajos, mientras que el Grupo de Ejércitos A ocupaba Luxemburgo… Aparentemente, los alemanes reeditaban el “Plan Schlieffen”, con la única diferencia de la ocupación de los Países Bajos (que no se realizó en 1914, pero que se contemplaba en la versión original del plan).

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial: Los planes de operaciones aliados en la campaña de Francia

Pocos jefes militares en la historia han recibido críticas más duras que el Comandante en Jefe de los Ejércitos aliados en 1940, el General francés Maurice Gamelin. Y, sin embargo, con la perspectiva de la época, su plan de operaciones era perfectamente lógico. El esquema defensivo francés descansaba sobre algunos elementos fijos y que gozaban de amplio consenso:

Evolución de la doctrina militar en la Segunda Guerra Mundial: los planes de operaciones alemanes en la campaña de Francia (2)

Los recelos de Von Rundstedt estaban más fundados de lo que el resultado final de la Batalla de Francia sugiere. Como todos los generales (alemanes y aliados) de la “vieja escuela” de la PGM, Von Rundstedt era muy escéptico acerca de las posibilidades reales de las formaciones acorazadas y mecanizadas. El éxito alemán en Polonia lo atribuía a las limitaciones de las fuerzas armadas polacas, y consideraba que los atrevidos avances de las vanguardias acorazadas de Guderian y Von Reichenau no serían posibles ante un enemigo infinitamente más competente, como se percibía al Ejército francés.

Páginas

Suscribirse a RSS - Segunda Guerra Mundial