Historia militar

Español

La evolución de la defensiva (primera parte)

Inicialmente, el tipo de tácticas defensivas adoptadas reflejaban fundamentalmente el temor a que la poco instruida tropa de leva se desmoralizase, lo que llevaría al colapso de sus unidades. Todos los Ejércitos beligerantes suponían que un éxito inicial del enemigo podría ocasionar una reacción de pánico que llevase a una huida, por lo que los Ejércitos eran muy reacios a ceder ninguna porción de terreno.

La ofensiva y la defensiva antes de la Primera Guerra Mundial (tercera parte)

El espíritu ofensivo no era exclusivo del Ejército francés. En Alemania la defensiva sufría el mismo menosprecio institucional. Pese a que, para Moltke, la clave de la victoria era la ‘ofensiva estratégica’ y la ‘defensiva táctica’, la unificación alemana se había logrado gracias a una serie de conflictos (con Dinamarca, con Austria y con Francia) en los que una actitud decididamente ofensiva había permitido alcanzar rápidas victorias, ante enemigos que, precisamente, se habían caracterizado por una actitud defensiva (y por escasa pericia militar).

La ofensiva y la defensiva antes de la Primera Guerra Mundial (segunda parte)

En el marco del renacimiento del pensamiento militar francés posterior a la derrota de 1870, los defensores de la “ofensiva a ultranza” (offensive à outrance) ocuparon puestos de gran influencia antes de la Gran Guerra: Foch fue director de la École de Guerre entre 1907 y 1911, y defiende la ofensiva en su obra Des Principes de la Guerre; el Coronel De Grandmaison, jefe de la Sección de Operaciones del Estado Mayor del Ejército de Tierra, autor en 1908 de  un libro dirigido a instruir a la tropa de reemplazo para constituir unidades de Infantería ofensivas, Dressage de l’infanterie en vue du combat o

La ofensiva y la defensiva antes de la Primera Guerra Mundial (primera parte)

Los ejércitos que más atención habían prestado al desarrollo de una doctrina propia eran el francés y el alemán, que constituían los modelos a imitar por el resto de sus coetáneos. La influencia militar francesa, especialmente, era la dominante en casi toda Europa, aunque las ideas alemanas comenzaron a estudiarse con gran interés, especialmente a partir de la derrota francesa ante los prusianos en 1871. Sin embargo, antes de la Primera Guerra Mundial, alemanes y franceses (y sus imitadores) tenían muchos puntos comunes.

Páginas

Suscribirse a RSS - Historia militar