Visita al Armoured Corps Museum de Latrum

Versión para impresiónVersión para impresión

La semana pasada visité el Yad Lashiryon o museo de carros de combate y vehículos mecanizados de Latrum, en Israel. El lugar se encuentra situado junta a antiguo puesto de policía británica, escenario de encarnizados combates durante la guerra de 1948. Es uno de los museos militares con mayor variedad de carros de combate del mundo, la mayoría procedentes de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) o capturados a los países árabes en el transcurso de los múltiples conflictos librados con sus vecinos.

En esta primera foto podemos ver un carro de combate Cromwell Mk III. Los israelíes lo "tomaron prestado" de un campo militar de los británicos antes de que éstos se retirasen de Palestina. Los Cromwell fueron empleados en la guerra de 1948 por inmigrantes judíos procedentes de países de habla inglesa

Panzer PzkPfw IV ausf G producido en gran número por la Alemania nazi, adquirido por el ejército sirio y posteriormente capturado por las IDF israelíes durante la guerra de los Seis Días (1967)

Otro ejemplo de carro de la Segunda Guerra Mundial, un T-34 de fabricación soviética, capturado en gran número por los israelíes a los egipcios en la guerra del Canal (1956) y a los sirios en la Guerra de los Seis Días.

Un caso curioso de carro de combate híbrido. Una mezcla de Sherman (fabricado también en la Segunda Guerra Mundial por los norteamericanos) con torreta de un AMX-13 francés.

En el museo también hay un buen número de carros de combate de fabricación soviética ambientados en la Guerra Fría, T-55, T-62 y hasta T-72 capturados en las guerras de los Seis Días y del Yom Kippur (1973). En la foto un T-55, muy habitual todavía en los arsenales de países en vías de desarrollo.

En esta foto podemos ver un fragmento del puente utilizado durante la guerra del Yom Kippur para cruzar al otro lado del Canal de Súez.

Finalmente, el museo tiene varios ejemplares de carros de combate Merkava, desarrollados por la industria de defensa israelí para garantizarse un arsenal acorazado propio en caso de embargo exterior. El proyecto comenzó tras la guerra del Yom Kippur. En la foto un Merkava I.

En esta imagen las versiones más modernas, el Merkava III al frente y al fondo a la izquierda un Merkava IV, punta de lanza actual de las unidades acorazadas de las IDF.

Y para terminar un detalle de la parte posterior de la torreta de un Merkava III. Las cadenas, de las que cuelgan bolas de acero, ofrecen protección frente a los proyectiles con carga hueca, haciendo que explosionen antes de impactar contra la coraza del carro.