SEGURIDAD NACIONAL 2.0

Versión para impresiónVersión para impresión

Cuando en el año 2013 se publicó la Estrategia de Seguridad Nacional, España inició un camino con el que pretendía situarse a la altura de los países más avanzados en materia de seguridad nacional. La promulgación de la Ley de Seguridad Nacional y la publicación de las diferentes estrategias sectoriales fueron el fruto de un camino, no exento de dificultades y obstáculos, que lideró Alfonso de Senillosa Ramoneda, primer Director del Departamento de Seguridad Nacional.

Aunque sin lugar a dudas, el mayor éxito del anterior Director del Departamento de Seguridad Nacional fue garantizar la continuidad de ese proyecto dirigiendo los trabajos que llevaron a la publicación de la revisión de la Estrategia de Seguridad Nacional en 2017. Todo ello en un país que mantiene un amplio margen de mejora en el marco del pensamiento estratégico.

Tras el cambio de gobierno acontecido en las última semanas, ese proyecto mantiene su continuidad con el nombramiento del nuevo Director del Departamento de Seguridad Nacional, el general Miguel Ángel Ballesteros Martin. Su designación viene a conferir un elemento fundamental para el ejercicio de ese puesto: prestigio profesional en el ámbito de la seguridad y del pensamiento estratégico.

Nadie dentro del Sistema de Seguridad Nacional puede poner en duda la reputación de un profesional que ha dedicado gran parte de su vida al estudio de las amenazas que afectan a muchos de los ámbitos concernidos en la Seguridad Nacional y que durante los últimos años ha dirigido de forma exitosa el Instituto Español de Estudios Estratégicos, contribuyendo de forma decisiva al fomento de la cultura de defensa en España.

Son muchos los desafíos a los que se enfrenta aún la construcción del Sistema de Seguridad Nacional en España. Retos como la revitalización de la actividad de los órganos del Sistema de Seguridad Nacional o el desarrollo, aún pendiente, de la Ley de Seguridad Nacional en ámbitos tan necesarios como la contribución de recursos y la gestión de crisis en el marco del Sistema de Seguridad Nacional.

Si bien, a nuestro juicio, el desafío más importante al que se enfrenta la construcción de este Sistema en España es la creación de la figura de un consejero de Seguridad Nacional directamente dependiente del presidente del Gobierno. Esta figura no solo es necesaria para mantener vivos los procesos de trabajo y supervisar la implementación de las diferentes líneas de acción estratégica establecidas; sino también para gestionar la participación de los titulares de los diferentes departamentos ministeriales u organismos, y además proporcionar al presidente del Gobierno valoraciones oportunas y precisas que dependerán, en gran medida, de la colaboración con los restantes actores concernidos.

Estos cometidos hacen necesario que tanto su nivel administrativo, como su dependencia orgánica y funcional, faciliten una interlocución ágil y flexible con todos los actores referidos. Sin embargo, el Real Decreto que reestructura la Presidencia del Gobierno mantiene al Director del Departamento de Seguridad Nacional integrado en el Gabinete de la Presidencia del Gobierno con rango de Director General; si bien establece que el Departamento de Seguridad Nacional será el órgano de asesoramiento al Presidente del Gobierno en materia de Seguridad Nacional.

Muchos e importantes son los retos, aunque el tiempo restante de Legislatura no recomienda plantearse grandes objetivos cuya mera tramitación superaría el margen temporal disponible. Quizás el principal objetivo a alcanzar sea fomentar, en el seno de la Administración General del Estado, una cultura de seguridad nacional que permita abandonar de forma definitiva concepciones obsoletas e insostenibles para hacer frente, en el marco del Sistema de Seguridad Nacional, a unas amenazas que poseen cada vez un carácter más transversal y asegurara la necesaria agilidad en la gestión de situaciones de crisis.

El prestigio profesional y el conocimiento del entorno de seguridad que atesora el general Ballesteros son las mejores herramientas para garantizar la continuidad de un proyecto necesario para España y preparar el entorno para afrontar, en un futuro próximo, los desarrollos pendientes del Sistema de Seguridad Nacional y así garantizar su eficacia en la protección de los españoles, de nuestros valores y de nuestros intereses nacionales.

Samuel Morales es Teniente Coronel de Infantería de Marina (DEM) de la Armada Española y antiguo alumno del Máster On-line en Estudios Estratégicos y Seguridad Internacional de la Universidad de Granada