Putin y Mearsheimer

Versión para impresiónVersión para impresión

Comentaba en un reciente post el último artículo de Mearsheimer[1]. Y, en particular, el papel que el profesor de Chicago atribuye a Rusia en un futuro próximo. En su opinión, Rusia seguirá siendo una potencia importante e intentará, en la medida de lo posible, mantener su autonomía geopolítica. En este sentido, Mearsheimer no ve a Rusia como cabeza de un orden propio, sino, más bien, como “miembro asociado” del orden chino o del orden norteamericano, según evolucione la situación y sus prioridades. Es evidente que en las actuales circunstancias, Rusia se encuentra mucho más cerca de China que de Estados Unidos.

 

Putin y el concepto de gran potencia

En una breve conversación con periodistas al término de su tradicional “línea directa” con los ciudadanos[2], el Presidente ruso tuvo que responder a la siguiente pregunta[3]:

"Este año se celebra el trigésimo aniversario de la caída del muro de Berlín y del comienzo de la destrucción de la esfera de influencia de Moscú en Europa Oriental, a la que siguió la desintegración de una gran potencia, la URSS. Treinta años después, ¿cree usted que Rusia es de nuevo una superpotencia?

La respuesta de Putin es interesante y ayuda a comprender cómo ve el Presidente ruso el papel de su país en el mundo.

“¿Es Rusia una gran potencia? No intentamos serlo. Y eso porque en este concepto se incluyen  algunos elementos relacionados con la imposición de la propia influencia a otros estados y a regiones enteras.

No queremos volver a la situación en la que se encontraba la Unión Soviética cuando impuso a sus vecinos, incluidos los países de Europa del Este, un estilo de vida, un sistema político, etc. Es contraproducente, es demasiado caro y no tiene futuro. No se puede obligar a otros pueblos a que vivan según nuestros propios patrones.

Por lo que vemos, algunos de nuestros socios occidentales no tienen en cuenta la triste experiencia de la Unión Soviética. Repiten los mismos errores, tropiezan con la misma piedra, al asumir que son imperios y construir sus políticas en clave imperial”.

Desde luego, Putin no es un teórico, como pueda serlo Mearsheimer. Sin embargo, coincide con él en su interpretación de lo que es una “gran potencia”. Para Mearsheimer (pg. 9) “Great powers create and manage orders” y para Putin, Rusia no es una “gran potencia” por su renuncia a la idea de las “esferas de influencia” (es decir, de los “órdenes” de Mearsheimer). En cualquier caso, queda por aclarar cuál es el papel que ve para Rusia en el antiguo espacio postsoviético, un espacio que, al menos inicialmente, se concibió como una “zona de influencia”.

 

Putin y China

Durante la “línea directa”[4], Putin centró su atención sobre cuestiones internas de política económica y social. Hubo también, sin embargo, algunas referencias a China.

  • La guerra comercial contra China y los ataques a Huawei solo tienen sentido en el marco de la “contención del desarrollo de China, que se ha convertido en un competidor global de la otra potencia, los Estados Unidos. Lo mismo ocurre con Rusia, y seguirá ocurriendo. Por eso, si queremos tener un lugar digno bajo el sol, debemos ser más fuertes, en particular en la esfera económica”.
  • “Los países con economía mixta (China, en parte también India) se desarrollan (…) más rápidamente que los demás”.
  • Para ilustrar que los gastos de defensa rusos no son excesivos, Putin mencionó que no solo Estados Unidos, sino también China, Arabia Saudí, Gran Bretaña, Francia y Japón gastan más que Rusia en este capítulo.

Estas referencias, aunque escasas, son indicativas de la visión de Putin sobre el presente y futuro de las relaciones de su país con China, caracterizada por:

  • Proximidad en política exterior (en el esquema de Mearsheimer, claro apoyo al orden chino), junto con voluntad de mantener una cierta autonomía geopolítica.
  • Reconocimiento explícito de que China está en un nivel superior a Rusia (es un competidor global de la “otra” superpotencia, los Estados Unidos).
  • China como modelo de desarrollo económico (frente al fracaso de los economistas prooccidentales de los años noventa, a los que Putin criticó con gran dureza).

 

Conclusiones rápidas

  • El sistema político ruso de nuestros días está muy personalizado. Putin es su principal diseñador, es el intérprete más cualificado de sus características y es también el director de orquesta que controla su funcionamiento.
  • El sistema, por otra, parte, no ha surgido de la nada, sino que está fuertemente enraizado en las tradiciones rusas. Se ve, por una parte, como heredero de todo lo bueno que consiguieron Rusia y la Unión Soviética. En otro sentido, se ve también como superador de las páginas oscuras de su historia, entre las que destaca (quizá por su proximidad) la década de los noventa.
  • La Rusia de Putin, en sus miedos y en sus acciones, es un ejemplo perfecto de realismo ofensivo.
  • Uno de los principales retos actuales de Putin consiste en “despersonalizar” el sistema o, quizá, en “sublimar su personalismo” (pasar del Putin político al Putin símbolo), algo que permitiría que le sobreviviera.

 

José-Miguel Palacios es Coronel de Infantería y Doctor en Ciencia Política


[1] MEARSHEIMER, J. J. (2019). Bound to Fail: The Rise and Fall of the Liberal International Order. International Security, 43(4), 7-50 (https://doi.org/10.1162/isec_a_00342).

[2] Putin tiene costumbre de responder en directo dos veces al año a preguntas que le hacen llegar ciudadanos y periodistas. La rueda de prensa con periodistas tiene lugar en el mes de diciembre, mientras que la “línea directa” con ciudadanos se organiza en primavera. La de este año se prolongó más de cuatro horas, durante las que el Presidente ruso respondió a 81 preguntas.

[3] Ответы на вопросы журналистов по итогам «Прямой линии» (Respuestas a las preguntas de los periodistas sobre las conclusiones de la “Línea directa”). Kremlin.ru 20.06.2019. www.kremlin.ru/events/president/news/60797 (consultado: 21.06.2019).

[4] Прямая линия с Владимиром Путиным (Línea directa con Vladimir Putin). Kremlin.ru, 20.06.2019. http://www.kremlin.ru/events/president/news/60795(Consultado: 21.06.2019).