Putin: capítulo final (quizá)

Versión para impresiónVersión para impresión

Como estaba previsto, Vladimir Putin ha obtenido una clara victoria en las elecciones presidenciales rusas. Con un 76,7% de los votos emitidos, esta victoria es la más clara de su carrera (ver cuadro). Como de costumbre, el candidato comunista ocupó el segundo lugar (11,8%), mientras que la candidata occidentalista Ksenia Sobchak apenas recogió un 1,7% de los votos[1]. De acuerdo con la Constitución, el nuevo mandato presidencial durará seis años (hasta 2024) y a su término Putin no podrá ser reelegido. 

 

La personalidad de Putin

Desde su llegada a la cabeza de la Federación Rusa a finales de 1999 la personalidad de Putin ha suscitado la curiosidad de observadores rusos y extranjeros[2]. Y es que el sistema ruso (como anteriormente el soviético) ha funcionado, en cierta medida, como un régimen personalista en el que mucho dependía de la voluntad del líder máximo. Son, por ello, frecuentes los perfiles psicológicos de Putin, realizados tanto por especialistas como por profanos. Encontramos algún ejemplo interesante al comienzo mismo del primer mandato de Putin[3] y seguimos encontrándolos en nuestros días[4].

Dos trabajos periodísticos recientes nos pueden ayudar a comprender mejor a Putin como persona. Uno de ellos es el largo (más de cuatro horas) documental realizado por Andrei Kondrashov[5] y emitido por Rossija-1, un canal estatal ruso[6]. El otro, la entrevista concedida por el Presidente ruso a Megyn Kelly[7], la conocida periodista de la cadena norteamericana NBC[8].

Ambos programas tienen interés, en el sentido de que nos ofrecen algunas claves para entender  mejor a Putin. Aunque ambos programas (cada uno a su manera) también decepcionan. El documental de Kondrashov, porque es demasiado amigable y no llega a plantear muchas de las preguntas que al espectador le interesaría que Putin contestara. La entrevista de Kelly, que sí formula preguntas difíciles e interesantes, porque es innecesariamente agresiva. En muchos momentos el espectador tiene la impresión de que a la periodista no le interesa en absoluto la respuesta de Putin, sino acorralarlo, dejarlo en ridículo[9]

 

Lo que dice Putin: sin sorpresas

No hay sorpresas en lo que dice Putin. Lo que responde a Kondrashov (enfoque amigable) y a Kelly (enfoque hostil) refleja su visión del mundo, de Rusia y del papel de Rusia en las relaciones internacionales[10]. Algunos detalles:

  • Se refirió en tono respetuoso a los cuatro Presidentes norteamericanos con los que había coincidido (y a la candidata demócrata, antigua Secretaria de Estado, Hillary Clinton). Y explicó el porqué: “me rijo por consideraciones pragmáticas, no por emociones”. Habló bien de Trump, resaltando su enorme experiencia en el mundo de los negocios. En su opinión, hay fuerzas (no especificadas) que trabajan para impedir una mejor relación entre Rusia y Estados Unidos.
  • Doctrina Militar. Preguntado por Kelly sobre las condiciones en las que Rusia utilizaría armas nucleares respondió con una fórmula que es casi idéntica a la de la vigente Doctrina Militar de 2014: en caso de ataque nuclear contra Rusia o sus aliados, y en caso de ataque con medios convencionales que ponga en peligro la existencia de Rusia. Pregunta previsible y respuesta preparada.
  • Lugar de Rusia en el mundo. “Desde la desintegración de la Unión Soviética intentan mostranos cuál es nuestro lugar. Pero a nosotros ese lugar no nos gusta” (a Kondrashov).
  • Continuidad histórica de Rusia: hay que trabajar en la “transmisión de valores de generación en generación”.
  • La economía: “la base del poder de cualquier país es ahora mismo la economía” (a Kondrashov). En una línea similar, le dice a Kelly que está dispuesto a cooperar con todos los que desean que Rusia sea un país “competitivo” y “autosuficiente”.
  • La lealtad. Putin fue durante años vicealcalde de San Petersburgo. Cuando el alcalde Anatoli Sobchak perdió las elecciones en 1996 su sucesor Vladimir Yakovlev le ofreció seguir en su equipo. Putin rechazó la oferta: “más vale ser fusilado por leal que ser colgado por traidor”.

 

El Putin más humano: lo que puede verse en el documental y en la entrevista

Kondrashov intenta en varias ocasiones presentar el lado más humano, más entrañable, de la personalidad de Putin. Y fracasa. El Presidente ruso parece cansado y no llega a entrar en ese terreno. Hay, desde luego, detalles personales, pero proceden siempre de los testimonios de otros: de políticos extranjeros como Schröder y Berlusconi, de viejos amigos como Roldugin o de antiguos colaboradores como Sergei Ivanov.

Quizá uno de los momentos más emotivos (y reveladores) del documental sea cuándo Kondrashov pregunta a Putin si sabe perdonar. La respuesta de Putin es “sí, pero no todo”. Y cuando el periodista insiste (“¿qué no se puede perdonar?”), el Presidente ruso aclara que la traición.

También en la entrevista con Kelly Vladimir Putin da una cierta impresión de cansancio y, quizá, de desilusión. Los últimos años han sido bastante duros y al Putin de marzo de 2018 le falta la frescura, la chispa, de hace tan solo cuatro años. El Presidente ruso encaja mal la agresividad dialéctica de Kelly y en bastantes ocasiones deja traslucir su irritación. En general, consigue contenerse y reconducir su discurso hacia el tono objetivo, racional, que probablemente deseaba dar a su intervención, pero hacia el final de la entrevista parece perder los nervios.

En su conjunto, una interesante batalla argumental en la que cada uno de los contendientes se apuntó algunos puntos:

Kelly:

  • Consiguió acorralar a Putin y hacerle por momentos perder los nervios repitiendo una y otra vez las mismas preguntas y dando por sentado que acusaciones formuladas dentro del sistema legal y político norteamericano deberían mover a Putin a actuar. Un ataque directo a su orgullo de ruso, que no acepta que algunos países pretendan tener un papel especial en la escena internacional.
  • Cuando Putin adujo que los Estados Unidos interfieren continuamente en la política interior rusa, Kelly dedujo (convincentemente) que Rusia podría pensar en pagarles con la misma moneda.
  • Consiguió que Putin dijera muy claramente que Rusia solo perseguirá actividades que sean ilegales en Rusia. Algo que en el contexto de la discusión sobre injerencia rusa en la campaña electoral norteamericana sonó a confirmación de que, en efecto, estructuras rusas podrían haber estado implicadas en acciones en favor de Trump.

Putin:

  • En más de una ocasión observó que la influencia rusa en el panorama informativo americano y global es mínima. Aunque lo hubieran intentado, no habrían conseguido nada.
  • Expuso que no se comprende qué beneficio hubiera podido conseguir Rusia con la manipulación de las elecciones norteamericanas.
  • Concluyó que las causas de los problemas de los Estados Unidos no hay que buscarlas en las acciones rusos, sino en el propio sistema americano.

 

Ante el final de su carrera

El final (a medio plazo) de la carrera de Putin es un tema que fue abordado tanto por Kondrashov como por Kelly. A Kondrashov le dijo que la Constitución no le permitía presentarse en 2024 y que él nunca había modificado la Constitución[11]. A Kelly, que él no había hecho una Constitución a su medida y que “a día de hoy” (este inciso puede ser significativo, o quizá no) no tenía intención de hacerlo en el futuro. En la conferencia de prensa de la noche electoral a la pregunta de si pensaba presentarse a las presidenciales de 2030 (la Constitución solo prohíbe más de dos mandatos consecutivos, no alternos), respondió que la idea le parecía grotesca y que no pensaba seguir siendo Presidente a los cien años[12].

En cualquier caso, en las dos conversaciones pareció claro que Putin está pensando ya en su sucesión y en la herencia que dejará detrás de sí. A Kelly le reconoció que piensa en su posible sucesor desde el comienzo de su primer mandato, en el año 2000. Como era de prever, ni nombró a un posible sucesor ni reconoció tener ya a alguien concreto en mente.

Dos mensajes sobre el futuro destinados a dos audiencias diferentes. A la audiencia americana le dijo que no hay que dar por hecho que los que vengan detrás de él destruirán su obra. Y que, en cualquier caso, que lo que de verdad interesa a Estados Unidos es una Rusia estable y floreciente. A la audiencia rusa, que el país tiene que plantearse grandes objetivos.

Aunque a Putin aún le quede todo un largo mandato por delante, suena un poco a testamento político.

José-Miguel Palacios es Coronel de Infantería y Doctor en Ciencias Políticas


[1] Para una primera valoración de las elecciones, ver Bonet, P. (2018). “Putin vence con el 76% de los votos en unas elecciones a su medida”. El País, 19.03.2018. https://elpais.com/internacional/2018/03/18/actualidad/1521395875_776393.html (acceso: 19.03.2018).

[2] Putin era Presidente del Gobierno ruso desde agosto de 1999. Al dimitir Yeltsin el 31 de diciembre de 1999 se convirtió en Presidente interino. En marzo de 2000 fue elegido por primera vez Presidente de la Federación Rusa.

[3] Ver, por ejemplo, Talanov V.L. (2000). Психологический портрет Владимира Путина (Retrato psicológico de Vladimir Putin). San Petersburgo: B&K. Viktor Lvovich Talanov es un psicólogo y político perterburgués nacido en 1951 (es decir, casi contemporáneo del Presidente ruso). Ver http://www.panrus.com/books/details.php?bookID=3729.

[4] Quizá el último estudio publicado (y uno de los más interesantes) sea Dyson S.B. & Parent M.J. (2018) The operational code approach to profiling political leaders: understanding Vladimir Putin. Intelligence and National Security, 33:1, 84-100, DOI: 10.1080/02684527.2017.1313523.

[5] Kondrashov es el director de “Vesti”, el principal programa de noticias de Rossija-1. Autor de documentales políticos de gran impacto, tiene prohibida la entrada en Ucrania y Moldavia. https://ru.wikipedia.org/wiki/%D0%9A%D0%BE%D0%BD%D0%B4%D1%80%D0%B0%D1%88%D0%BE%D0%B2,_%D0%90%D0%BD%D0%B4%D1%80%D0%B5%D0%B9_%D0%9E%D0%BB%D0%B5%D0%B3%D0%BE%D0%B2%D0%B8%D1%87.

[7] Kelly fue durante años una de las estrellas de Fox News. Desde 2017 trabaja para NBC News. Ver https://en.wikipedia.org/wiki/Megyn_Kelly.

[8] Una versión completa, sin editar, fue hecha pública por la parte rusa: https://www.youtube.com/watch?v=9mhi_AyQAyw (con subtítulos en inglés).

[9] Megyn Kelly ya había hecho una primera entrevista a Putin en 2017. Fue entonces muy criticada por no haber sido capaz de obtener de Putin ninguna respuesta concreta a las preguntas más difíciles. Ver, por ejemplo, el comentario “Megyn Kelly gets outmaneuvered by Vladimir Putin on her NBC premiere 'Sunday Night'”, publicado en Los Angeles Times el 04.06.2017 (http://www.latimes.com/entertainment/tv/la-et-st-sundays-with-megyn-kelly-review-20170604-story.html). En su última entrevista ha intentado ser más agresiva, lo que ha servido para poner a Putin a la defensiva. Desde el punto de vista informativo, el resultado no ha sido mejor.

[10] Como referencia relativamente reciente puede consultarse Palacios, JM (2017). Putin y el centenario de la revolución rusa. GESI (Grupo de Estudios en Seguridad Internacional), Blog de José-Miguel Palacios, 11 Nov 2017. http://seguridadinternacional.es/?q=es/print/1240 (acceso: 11.11.2017).

[11] Normalmente es exacto. El 30 de diciembre de 2008 se modificó el artículo 81 de la Constitución para elevar de cuatro a seis años el mandato presidencial. En aquel momento el Presidente era Dmitri Medvedev, aunque el auténtico “número uno” y probable inspirador de la enmienda fuera el propio Putin.

[12] В.Путин: Послушайте меня. Мне кажется, то, что Вы говорите, немножко смешно. Давайте посчитаем. Я что, до 100 лет, что ли, здесь буду сидеть? Нет. Ver http://www.kremlin.ru/events/president/news/57085 (acceso: 19.03.2018).