Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /home/seguridint/public_html/includes/menu.inc).

Las ruinas de Siria

Versión para impresiónVersión para impresión

Dos semanas antes del inicio del conflicto en Siria la revista americana Vogue, alababa la figura de Asma Al Asad, la primera Dama, como referente de los derechos humanos y la emancipación de la mujer en el mundo árabe. Sin embargo, la situación se encontraba lejos de ser idílica, y mucho menos lo es en la actualidad.

El conflicto arrastra más de 3 millones de refugiados en los países cercanos. Esto sin contabilizar el resto de ciudadanos sirios que buscan refugio en el propio país y aquellas personas que necesitan asistencia humanitaria urgente. Junto aquellos refugiados provenientes del vecino Irak por la actuación del Estado Islámico, cuya presencia también se deja sentir en Siria.

El fin del conflicto armado se encuentra todavía muy lejos según las previsiones realizadas por la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados en Siria. Lo cual incrementará el número de refugiados, debido a las pésimas condiciones en las que se encuentra sumido el país.

 

Evolución de la salida de refugiados

La movilización de la población en busca de lugares más seguros se inicia a finales de 2011, donde la ACNUR tenía registrados apenas ocho mil personas, cifra baja en comparación con la evolución posterior. Podemos ver en la línea de evolución, un primer punto de inflexión cercano a julio de 2012, cuando el conflicto toma un carácter de guerra civil abierta y no de una mera revolución. De nuevo en el año 2013, hay otro repunte en la tendencia del número de refugiados, podemos señalar que durante este periodo se detecta el uso de posibles armas químicas como forma de represión, además de la entrada de Hizbollah en el conflicto. Finalmente podemos comprobar como la tendencia a la largo del año 2014 ha continuado aumentando, agravado por la expansión del Estado Islámico (Daesh), llegando a la actual situación, donde el número alcanza los 3.225.000 refugiados, con una estimación por parte de ACNUR de 117.000 personas esperando su inscripción como refugiados.

Fuente: ACNUR

Si pasamos a analizar los datos del conflicto aportados por la Organización Internacional para la Migración, un total de 12,2 millones de personas se encuentran en situación de asistencia humanitaria en un país de 22 millones de habitantes, de los cuales 7,6 millones se encuentran refugiados en distintas zonas del país en pésimas condiciones, mientras que 3,2 millones de personas han optado por huir al exterior siendo los países del entorno los que más refugiados han recibido como son Egipto, Iraq, Jordania, Líbano y Turquía.

En el gráfico vemos cómo ha evolucionado la presencia de refugiados procedentes de Siria en cada uno de los Estados vecinos. Por un lado podemos mencionar los casos de Iraq y Egipto que son los que menos refugiados han recibido por la grave situación de inestabilidad política que viven ambos países. Egipto desde la caída del régimen de Mubarak, mientras que Irak y la situación causada por el Estado Islámico frena la llegada de refugiados, y de hecho la población iraquí también huye del panorama de terror establecido.

Campo de refugiados de Zaatari (Jordania)

Por otro lado se encuentra Jordania, con diversos campos de refugiados de gran magnitud a lo largo del país, pero que parece haber cerrado sus fronteras a las nuevas oleadas de inmigrantes. Como señala Ignacio Álvarez-Ossorio, “la capacidad de absorción de estos países no es ilimitada”.

Los países con una mayor recepción de refugiados son Líbano y Turquía, donde el primero de ellos vive una tensa situación, ya que la llegada de refugiados sunníes hace peligrar el “delicado” sistema institucional del país. Lo que ha llevado a las autoridades libanesas a establecer un duro régimen de entrada en el país, donde además la legislación prohíbe la construcción de campamentos de refugiados.

Respecto a Turquía, la mayoría de los refugiados se encuentran situados a lo largo de la frontera entre los dos Estados, lo que también afecta a la estabilidad interna de Turquía y su posicionamiento con respecto al conflicto sirio.

La solución política al conflicto sirio se encuentra todavía lejana y el hecho de que se haya convertido en una ‘guerra por delegación’ entre las distintas potencias de Oriente Medio tampoco favorece una salida pacífica. Estos días lamentamos justificadamente la muerte de catorce personas en los atentados de Francia,  pero conviene no olvidar los cerca de doscientos mil muertos y setecientos cincuenta mil heridos que arrastra el conflicto sirio.

Antonio Garrido Salcedo es ayudante de investigación del Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI)