La modernización del Ejército de Tierra de Marruecos: datos e inferencias para una mirada estratégica

Versión para impresiónVersión para impresión

Análisis GESI, 7/2018

Resumen: Ejército de tierra marroquí está inmerso en un plan de modernización de largo recorrido que en los últimos años ha beneficiado a sus parques blindado y de artillería de un modo notable.

Pero tomar nota de esa realidad es insuficiente para realizar inferencias acerca de sus prioridades. En este artículo se realiza una aproximación al orden de batalla (ORBAT) del ET marroquí, con énfasis en la distribución de sus principales unidades sobre el terreno para, finalmente, llegar a conclusiones desde el punto de vista operacional y estratégico.

*****

1. La renovación del parque blindado marroquí

Este análisis puede ser considerado como el postrero de una trilogía sobre las FFAA marroquíes, en la medida que en fechas anteriores ya publiqué en mi blog en GESI otros dos documentos referidos a la Marina y a la Fuerza Aérea del Reino de Marruecos. Pero las últimas novedades referidas a la modernización del parque blindado y artillero de su Ejército de Tierra han sido un estímulo para desarrollar un análisis algo más profundo y dilatado, que permita algunas reflexiones adicionales a partir de esos datos. Todo un reto, habida cuenta de que la información disponible al respecto fluye con cuentagotas, raramente lo hace a partir de fuentes oficiales (que, en su caso, miden muy bien la cantidad y la concreción de lo divulgado) y está sujeta a no pocas discusiones incluso en círculos considerados como de expertos sobre el particular.

De hecho, este análisis se beneficia de la explotación de técnicas de inteligencia elementales, centradas en OSINT, pero con ingredientes relevantes de IMINT y de HUMINT que en ocasiones han sido empleados para avanzar en la investigación cuando ésta se estancaba y en otros momentos lo han sido, simplemente, para corroborar y/o triangular los datos obtenidos a través de los recursos OSINT. Aunque no todas las fuentes son referenciables en su detalle, en caso necesario podría hacer acopio de las mismas. De ahí que en lo que respecta a las referencias bibliográficas haya optado por un perfil más discreto del habitual.

La noticia, relativamente reciente, de la adquisición de varios lotes de carros de combate M1A1 por parte de Marruecos, ha mostrado el afán de modernización de su ejército de tierra y ha despertado rumores diversos acerca de sus intenciones. El hecho objetivo del cual se parte es que en junio de 2012 se confirmaba un primer pedido de 200 unidades del Abrams, procedentes de los excedentes de los EEUU (Programa EDA). Más tarde, en noviembre de 2015, saltaba la noticia de que de ese primer encargo se habían cancelado 28 unidades, pero que a las 172 a recibir como resultado del acuerdo inicial se les sumarían otras 50 no previstas inicialmente. De ahí la cifra de 222 carros de combate a la que en ocasiones se alude.

Mientras esas entregas se están realizando, ha salido a la luz una ulterior ampliación de esa flota, que comprendería otros 162 M1A1 adicionales, de modo que la cifra final se situaría en 384 (otras fuentes señalan 412, al no haber tomado nota del cambio indicado en el primer pedido). En cualquier caso, se trata de cerca de 400 MBTs. Hay que tener en cuenta que todos esos vehículos, cuyas barcazas promedian unos 20 años, están siendo sometidos a una interesante puesta al día y modernización de ciertos equipos. De hecho, uno de los objetivos de los trabajos en curso es el de poner los M1A1 a un estándar de cero horas. Mientras que las principales mejoras tienen por meta mejorar la supervivencia del carro en combate urbano, añadiendo nuevos sensores (caso de un FLIR de nueva generación), nuevos sistemas de comunicación (como un teléfono de infantería) así como un sistema de estabilización para la AMP de la torre del carro (conocido como SCWS -Stabilized Commander´s Weapon System-) que, además, podrá operarse desde el interior del vehículo. El origen de ello está en un programa lanzado por los EEUU a partir de las lecciones aprendidas en la Guerra de Irak. Se alude, así, al modelo SA (Situational Awareness).

Llegada de los primeros lotes de M1A1 al puerto de Casablanca

La noticia de la llegada de los “nuevos” M1A1SA ha venido estimulando el interés por saber si se trataba de un hecho aislado o si ese programa era parte de un plan más ambicioso para renovar y quizá hasta ampliar el parque blindado de nuestro vecino. Lo segundo parece estar más cerca de la realidad -aunque ese dato no deba precipitar las conclusiones al respecto- habida cuenta de que también se constatan adquisiciones de varios lotes de blindados. Por ejemplo, TOAs M-113 (146 M-113A2, más un centenar de M-577 de mando en 2012-13; así como otros 419 M-113A3 en curso de entrega a principios de este año 2018, estos últimos todavía no confirmados por SIPRI, pero sí por EDA, más fotografías e IMINT vía satélite) o ATP M-109 de 155mm (130 M-109A5, en sendos lotes, entregados en 2012 y 2016, de acuerdo con SIPRI/2016), también procedentes de los EEUU. A lo que hay que añadir carros de combate VT-1A, esta vez de origen chino (se trata de un desarrollo de la familia T-90, adaptado a la exportación, conservando el cañón de 125mm; 49 tons; con motor ucraniano de 1.200 HP y con posibilidad de instalar ERA). De estos últimos, según datos oficiales del Registro de compraventa de armas convencionales de la ONU, en 2012 se habrían adquirido 54. Este lote ya estaría plenamente operativo a día de hoy, mientras que se habla de la futura adquisición de otro centenar de estos carros.

M-113 del lote entregado en el verano de 2017. Desembarcados en Casablanca, son conducidos a Nouasseur para su ulterior distribución a sus unidades de destino

No entraremos a analizar la compra masiva de vehículos utilitarios con capacidad porta-armas. Sin embargo, valga decir de una vez por todas que las FAS marroquíes han recibido 1.200 VAMTAC y otro millar largo de Hummer, en diversas variantes, aunque en su gran mayoría sin blindaje alguno. Claro que también se cuentan por centenares los camiones de uso militar recibidos tanto de Urovesa (800) como de los depósitos de los EEUU.

 

2. Situación previa a la renovación del parque blindado

Las unidades acorazadas a disposición de las FAR a principios de esta década estaban basadas en un buen número de carros M-60A1/A3/TTS y un núcleo más reducido de T-72B (con ERA), a los que habría que sumar los remanentes de lotes más antiguos de M-48A5. A su vez, este material es complementado por una miscelánea de blindados de ruedas, que podríamos calificar como VEC o VRC o, simple -y algo pomposamente, usando añejas categorías- como carros de combate ligeros. En este terreno destacan los AMX-10RC, así como los más antiguos SK-105, pero se incluyen asimismo un puñado de Ratel-90, los ubicuos AML-90 (incluyendo un puñado de Lynx e incluso unos pocos Eland-90, dotados con propulsión de General Motors en vez del Panhard original) y quizá hasta algunos AMX-13, aunque lo más probable es que estos últimos ya estén fuera de servicio.  

Es muy difícil cerrar las cifras de vehículos operativos, máxime teniendo en cuenta el gran desgaste que algunos de estos modelos sufrieron a partir de su despliegue en el Sáhara (que afecta, sobre todo, a la flota de M-48A5, de SK-105, de AML-90 y de los AMX-13 remanentes). Por ello, sin ánimo de entrar en detalles, en el momento de formalizar el primer pedido de M1A1 y de VT-1, podrían permanecer en servicio unos 400 M-60A3 y unos 140 T-72B. Es decir, las adquisiciones de carros de combate realizadas desde entonces y hasta la fecha, coincidirían, casi exactamente, con los carros de combate a sustituir (si asumimos que finalmente se van a adquirir centenar y medio de VT-1). Aunque lo escalonado de las entregas provoque, lógicamente, que un buen número de M-60A3TTS y de T-72B continúen operativos algunos años más (algún lustro más, con toda seguridad). Lo cual quizá explique la relativa parsimonia del programa de adquisiciones de VT-1.

En síntesis, lo más razonable es que Marruecos mantenga, como unidades acorazadas de primera línea (descontando, por ende, los viejos vehículos “fijados” en el Sáhara, pertenecientes a modelos más antiguos) unos 400 MBTs “americanos” y unos 150 MBTs “sino-rusos”. Todo ello sin perjuicio de que, atendiendo al nunca resuelto conflicto del Sáhara y a la necesidad de mantener la disuasión frente a Argelia (o al resultado de triangular ambas cosas) algunos de los carros que vayan desapareciendo de sus plantillas aún puedan ser conservados durante algún tiempo (especialmente los M-60A3TTS en mejor estado). En realidad, esa podría ser una solución de compromiso para Marruecos en previsión de que los acuerdos de desmilitarización del Sáhara de 1991 sean revisados o bien de que se recrudezca el conflicto, ya que en ese caso podrían reemplazar definitivamente a los M-48A5/SK-105 y AML-90 que, a día de hoy, Marruecos no puede dar de baja, so pena de quedarse sin blindados en esa zona.

Lo más probable, en la práctica, es que siguiendo esta misma filosofía Marruecos busque, incluso a corto plazo, un modelo de VRC/CCL que le permita desarrollar un programa similar con respecto a los blindados de ruedas. En este caso, además, suponemos que la variedad de modelos existente provoca un auténtico quebradero de cabeza logístico, ya que dadas las cifras de vehículos adquiridos/disponibles, estamos ante el equivalente a batallones o grupos de caballería singulares para algunos de ellos (caso de los Eland-90 y de los Ratel-90; así como de los excedentes probables de SK-105) o, a lo sumo, a una cifra adecuada para ser encuadrada en dos de esos batallones o grupos (AMX-10RC, con 108 adquiridos, en su mayoría en buen estado de revista).

En lo que respecta al parque de TOAs, la filosofía seguida es, en general (con algún matiz), más conservadora, limitándose a mantener en primera línea viejos modelos, como los ya citados M-113, combinando el mantenimiento de las unidades existentes con la recepción de nuevos lotes de estos pequeños blindados. Se trata de vehículos fiables donde los haya (podemos dar fe a partir del excelente rendimiento ofrecido por los nuestros), pero que adolecen de muchas limitaciones en todos los aspectos, sobre todo, protección y potencia de fuego.

De nuevo, cuadrar las cifras contiene necesariamente algo de especulativo. Los M-113 adquiridos a lo largo de los años, de los diferentes modelos de su familia (incluyendo los M-577, por ejemplo; los M-125 y M-901/981; e incluso los dotados con el sistema antiaéreo Vulcan; pero descartando los M-578 o los M-48/Chaparral) alcanzarían la cifra de 1.061 vehículos, a los que hay que ir añadiendo los 419 del último EDA, en curso de recepción mientras escribo estas líneas. La cifra es muy considerable, aunque los criterios que se manejan respecto a los vehículos actualmente en servicio suelen rebajar sustancialmente esa cantidad (incluso en un 30%, habida cuenta de que unos 450 vehículos fueron entregados entre 1965 y 1980… y la casi totalidad del resto son de 2ª mano). Mientras que el matiz antes apuntado se refiere a la adquisición de 90 VCI AIFV-B-C25 (cañón Bushmaster M242) procedentes de Bélgica (más otros 20 AIFV-B armados con la AMP/12 mm y MCC Milan). Se trata de un modelo intermedio entre los M-113 y los VCI proyectados como tales (aunque en su día los prototipos del proyecto AIFV&M-765 aspiraron sin éxito a competir con los M2/M3 Bradley en el US Army), que tenía la aspiración de resolver los problemas antedichos relativos a protección y potencia de fuego.

Asimismo, hay que tener en cuenta que, en materia de transportes blindados de tropas, Marruecos alinea unos 300 VAB VTT 6x6, 150 de los cuales fueron modernizados y remotorizados en 2012. A los que debemos sumar otros 50 VAB dotados de cañón GIAT de 20mm. (VAB VCI). Con lo cual, aunque rebajemos algo la cifra de TOAs, en función de su desgaste, la presencia de los AIFV-B-C25 y de estos “BMR”s dejaría la cifra final de transportes de tropas blindados efectivamente disponible, en el entorno del millar y medio de vehículos.

Por último, al parque de artillería se ha ido consolidando alrededor del no menos fiable M-109, en sus diferentes versiones. Aunque desde los años 70 Marruecos contaba con 36 M-109A1 procedentes de los EEUU, casi todos los vehículos en servicio de este modelo han engrosado el arsenal marroquí a partir de 2005, procedentes de las FAS suizas (43 M-109A1) y belgas (40, también A1) a los que últimamente le han seguido las adquisiciones, ya comentadas, procedentes de excedentes de los EEUU, pero esta vez de la variante A5 (130 vehículos). Todos ellos han ido sustituyendo el material más antiguo puesto a disposición de sus baterías, especialmente las que habían sido dotadas con el AMX F3 (probablemente con pequeños remanentes aún en servicio, a la espera del despliegue de los últimos M-109 adquiridos), así como las dotadas de piezas remolcadas obsoletas (M-114 o M-46, por ejemplo). En total, las FAS marroquíes disponen de unos 250 ATP de este modelo, en sus diversas versiones. A los que hay que añadir 60 M-110, de 203 mm, también llegados de segunda mano, veinte años ha.

M-109A5 en sendos GAR

Es decir que, a diferencia del parque acorazado, la apuesta por el artillero, cuanto menos en su vertiente autopropulsada, tiende a una más racional homogeneización de medios, con sus consiguientes ventajas. Sin perjuicio de lo cual, aún podemos observar la presencia de MRLS, adquiridos en los últimos años, como los AR-2 de origen chino (12 confirmados; hasta 34 probables), que con sus 300 mm y sus 130 kms de alcance, han sustituido con enorme ventaja a los obsoletos BM-21 de origen ruso. De todos modos, la adquisición estelar son los WS2D, de 400mm hasta 400 kms de alcance (sic) y guías GPS. Mientras que, en el campo de la artillería remolcada, por lo demás cada vez menos numerosa, destacan 35 FH-70 y 30 Light Gun.

Aunque me he centrado en los blindados y, a lo sumo, he extendido mis comentarios a piezas de artillería remolcada, quisiera concluir este apartado haciendo referencia a la capacidad aeromóvil de las FAS marroquíes. Llama la atención el modesto aporte de las fuerzas aeromóviles. Hay que tener en cuenta que ni siquiera dependen del ET, sino del EA. Es el caso de su única unidad de helos de ataque, dotada con una combinación añeja, que nos resulta familiar, al menos en lo que respecta al misil C/C de dotación (Gazelle/HOT). Del pedido inicial de 24 aparatos, tras 35 años de esforzados servicios, quedan en servicio 18, de los cuales sólo la mitad están capacitados para operar en misiones contra-carro (el resto, dotados con cañón de 20mm, como ya sucediera con nuestros entrañables Bolkow). Tampoco sobresale la capacidad para el helitransporte de tropas pese a la reciente adquisición de 3 CH-47D, que se han sumado a los 7 CH-47 supervivientes de anteriores versiones (helicópteros que cuando escribo estas líneas están siendo sometidos a un overhaul), porque para esta responsabilidad están complementados por apenas dos docenas de SA-330 y otras tantas de AB-205/212/UH-1H/N, en todos los casos con células que tienen más de 40 años de servicio…  

 

3. ORBAT del ejército marroquí

El ejército de tierra del Reino de Marruecos ha logrado mantener una gran discreción (por no decir secretismo) en relación con la ubicación de sus unidades. E incluso en lo que se refiere a su orgánica. Los datos que venían siendo aportados por el IISS de Londres a través de sus sucesivos Military Balance, así como un informe de inteligencia de los Marines estadounidenses del año 2001 (entre otros documentos) establecían un organigrama aproximado, en unos términos que luego se han ido reproduciendo con pocos cambios: un ejército con 175.000 militares (sin contar reservistas) sin estructuras divisionarias y con sólo 6 brigadas (“sólo”, me refiero, teniendo en cuenta esa cifra de tropas). De manera que la gran mayoría de sus unidades serían batallones y, excepcionalmente, regimientos independientes de las diversas armas, al parecer no encuadradas en GUs. Esta estructura coincide en lo fundamental con la información disponible en el Jane´s de 2017.

Usualmente se citan 3 BRIMZ, 2 BRIPAC y 1 BRIL. También se alude a 8 RIMZ (a dos o tres BIMZ) y 1 BCZM. Pero llama especialmente la atención la presencia de 10 BIAC (o, si se prefiere, BCC; o, si se prefiere, RCAC) que serían 12 según el último Jane´s. También Cordesman y Nerguizián en su estudio de 2009 publicado por el Center for Strategic & International Studies (CSIS) sostienen ese criterio (con 12 BIAC/RCAC, por cierto). Por su lado, la última edición del Military Balance añade una BRIAC, manteniendo, en lo esencial, el resto de la orgánica (aunque dejando en 11 los BIAC/RCAC). Esa es, a grandes trazos, la columna vertebral de su ejército de tierra.

En las siguientes líneas se desarrollará una exposición tentativa, matizadamente diferente de las ofrecidas por las fuentes anteriores, así como más detallada en lo referente a la ubicación de esas unidades. Esta exposición no alberga pretensiones de exhaustividad, pero sí el ánimo de acercarnos un poco más a la configuración, dotación y despliegue actual de esas unidades, basándonos en las técnicas de inteligencia mencionadas al comienzo de este artículo.

De acuerdo con estas observaciones, las unidades más relevantes del ejército marroquí son la 6ª Brigada Acorazada (conocida como 6ème BRB o Brigade Royale Blindée), dos BRIMZ (denominadas BMI: Brigade Mécanisée d´Intervention), dos BRIPAC (cuyo acrónimo es BIP: Brigade d´Intervention Parachutiste) y la BIL (BIL: Brigade Legère de Sécurité). Mientras que los BIAC, localmente conocidos como GEB (Grupe d´Escadrons Blindés), serían más numerosos que los indicados en esos balances e informes, siendo más probable la cifra de 14 a 16 (Sáhara excluído), a los que habría que añadir 2 GEC (Grupe d´Escadrons a Cheval). Los GEBs no tienen una orgánica completamente homogénea, pero suelen integrar 1 escuadrón de CG; 4 ó 5 escuadrones de carros y 2 escuadrones mecanizados/motorizados (uno de ellos opera como escuadrón de reconocimiento; y el otro, como escuadrón de apoyo y servicios). Por eso, aunque sus plantillas varían ligeramente, lo hacen dentro de horquillas razonables. Un estándar adecuado para hacerse una idea de su potencial sería, para cada GEB: de 50 a 60 carros (o VRC o una combinación de ambos) y unos 30 TOAs (o VTTs de ruedas) de diversos tipos y funciones. Mientras que los GEC poseen tanto escuadrones a caballo como otros motorizados, dotados en este caso de una fuerte potencia de fuego (que incluye morteros pesados y armas contra-carro).

Sin embargo, los GEB, igual que sucede con varios de los BIMZ en ocasiones citados como independientes, nutren la orgánica de esas GUs. Por ejemplo, la BRIAC (6ème BRB) tiene como punta de lanza los GEBs de Taourirt y de Guercif, a los que añade 2 BIMZ (también en Taourirt), 1 GACA ATP (en Taza) y 1 GLOG (en Guercif). En ocasiones esta brigada es conocida como la “rusa”, signo de que integra como principal argumento los T-72B, aunque los GEB de Guercif y Taourirt también incluyen varios escuadrones dotados con AMX-10RC y VAB VTT. Existen indicios de que algunos de los carros de combate recién adquiridos pasarán a engrosar sus filas o bien ya lo están haciendo (se han identificado visualmente góndolas porta-carros depositando su preciada carga en Taourirt).

Las dos BRIMZ están ubicadas en Errachidia (5ème BMI) y Ouarzazate (9ème BMI), constituidas, en principio, sobre la base de sendos RIMZ (a 3 BIMZ), dotados de M-113, aunque en la zona de Ourzazate se han captado imágenes de los AIFV-B-25 (probablemente 1 BMI) y de los VAB VTT (otro BMI). En línea con lo indicado en el caso de la BRB, en esas mismas plazas se ubican sendos GEB (el 2º y el 9º), al menos el de Errachidia dotado con M-60A3, si bien ya se estaría transformando al M1A1SA. Esos GEB son, en definitiva, los batallones de carros de combate de cada BRIMZ. En los dos casos integran además sendos grupos de artillería, así como apoyo logístico. La diferencia con la BRB estriba en que en el caso de las BRIMZ habría un único batallón acorazado por brigada. Aunque existen planes para crear una segunda BRB en Errachidia, sobre la base de la 5ème BMI (que se denominará 2ème BRB, lo que da a entender que se le incorporará otro GEB, probablemente el de Missour). De este modo, una de las BRIMZ (BMI) existente se transformaría en BRIAC (BRB).

Columna de VAB VTT en la zona de Ouarzazate, con las cumbres del Atlas al fondo

Las dos BRIPAC tienen sus cuarteles generales en Rabat (1ère BIP) y Benguerir (2nde BIP). En alguna ocasión se ha dicho que había otras dos en Smara y El Aaiún, pero en realidad se trataba de grupos tácticos de las dos primeras desplegados en el frente saharaui. Su función es de reserva general del ET. El sentido de la elección de estas ubicaciones radica en que los principales medios de helitransporte de las fuerzas aéreas marroquíes, a las que antes se ha hecho referencia, están situados en la zona militar del aeropuerto de Rabat-Salé (incluyendo los CH-47, el grueso de los SA-330 y algunos Iroquois; además de los Gazelle que, llegado el momento, podrían desempeñar funciones de escolta en beneficio de los aparatos de transporte/utilitarios). Mientras que Benguerir dispone de otro aeropuerto desde el que facilitar el despliegue de esas mismas unidades. Estas brigadas están dotadas con Hummer, algunos de ellos con QHB de 12mm, pero otros con bitubos ZPU de 14,5 mm o con misiles C/C Konkurs. Parte de su personal está capacitado para saltos HALO/HAHO (desde los C-130H del EA). En cada una se integra una COE con capacitación para el combate en alta montaña (escalada y esquí). Por lo demás, en Rabat se halla el Centro de Instrucción de Tropas Aero-Transportadas (CITAP) y en Benguerir la Escuela de Infantería (ERI), así como algunos programas de simulación inter-armas, como el “Janus”.

Hummer con lanzamisiles contra-carro Konkurs, perteneciente a la 1ère BIP

La sexta brigada es la BLS (Brigade Légère de Sécurité) con cuartel general en Rabat, considerada en ocasiones como una unidad de élite, en su día creada por empeño personal de Hassan II (de hecho, se la considera también como una suerte de Guardia Real), comparte con las BRIPACs la vocación de ser la reserva general del ET. Sin embargo, posee una orgánica poco ortodoxa para una brigada, siendo más bien una yuxtaposición de batallones ligeros, con 6 GLS completamente motorizados (no blindados) que están ubicados en grandes ciudades como Rabat, Casablanca y Fez, aunque por sus características algunos de sus GLS han protagonizado despliegues en escenarios como el sahariano (se sabe de la presencia de sendos grupos en Smara y El Aaiún). La única adición a esos 6 GLS en la orgánica de esta “brigada” es un GLOG, denominado GCAS (Groupe de Commandement, d´Appui et de Services).

Junto a estas GUs, en algunos puntos existe una concentración de fuerzas considerable, casi equiparable a una Brigada, aunque no se beneficie de dicha orgánica. Por ejemplo, en Oujda y sus cercanías, muy cerca de la frontera con Argelia, están basados: un GEB (siendo, junto a Taourirt, el otro destino de las góndolas porta-carros antes referidas); uno de los dos únicos GEC (el otro está en Khenifra), dotado con unidades a caballo y con unidades motorizadas, pero sin carros; así como dos BIL (BIS o Bataillon d´Infanterie en Sécteur, en sus siglas en francés) parcialmente motorizados. Finalmente, otros GEB están basados en Missour, Outat el Haj, Khouribga, Zag, Sidi-Ifni, Tan-Tan y probablemente Meknes (donde también está el CIB del ET: Centre d´Instruction des Blindes) o El-Hajeb (ubicado en las cercanías de Meknes y sede tradicional de este tipo de unidades), además de El Aaiún y Smara, en el Sáhara.

Esto es lo que se deduciría de desgranar la lista de GUs que suelen aparecer en los listados al uso. Aunque, como veremos en el apartado siguiente de este análisis, en el sur de Marruecos (y descontando el Sáhara) existe una miscelánea de pequeñas unidades tipo batallón de diversos tipos/armas e incluso alguna GU adicional tipo brigada, constituida por agregación de las mismas. Veámoslo a la par que analizamos con más detalle el despliegue sobre el terreno de estas unidades.

 

4. Análisis del despliegue

Si analizamos el despliegue de las principales unidades marroquíes con la ayuda de un mapa, podemos llegar a las siguientes conclusiones:

Los principales núcleos urbanos del Reino de Marruecos están ubicados en la costa atlántica o en sus proximidades, al Oeste de la cordillera del Atlas, que opera como una barrera natural en casi toda su extensión, si bien existen carreteras principales que discurren por sus flancos, precisamente en dirección a algunas de esas grandes urbes. Esta zona también alberga buena parte de la industria local. Incluyendo, por cierto, la que tiene que ver con la defensa: fábricas de armas ligeras Beretta en Fez; ensamblaje de vehículos todo-terreno en Casablanca; reparaciones de vehículos blindados, especialmente los de procedencia gala con motor Panhard, en Meknes; y, por supuesto, Kenitra, vinculada a la industria aeroespacial. La mayor parte de estas ciudades están ubicadas en lo que podríamos definir como el corredor del norte, merced a la autopista A2, que conecta la frontera argelina con Rabat, con unos 500 kms. de recorrido.

Despliegue de las Brigadas marroquíes

Varias de las unidades blindadas más poderosos del ET marroquí se alinean a lo largo de la citada autopista A2. De Este a Oeste: en primer lugar, el GEB, más las unidades anejas de infantería sitas en Oujda (origen de la A2, así como de la carretera nacional N6) a los que hay que sumar (ligeramente al Norte y a menos de 50 Kms de la A2 por la carretera nacional N2) el GEC con sus escuadrones repartidos entre Ahfir -en una base literalmente pegada a la frontera- y Berkane; en segundo lugar, la 6ème BRB con sendos GEB, más el Este el de Taourirt (al que se llega por los ramales de la N6 o bien de la N19) y más al Oeste el de Guercif (esta vez por la N15). De este modo, las unidades están dispuestas para frenar cualquier avance argelino por la ruta del norte, pudiendo reforzar rápidamente las posiciones de Oujda o pudiendo concentrarse en cualquier punto del itinerario, en caso de una ofensiva por el flanco sur.

 

Dos vistas vía satélite de las instalaciones del GEB de Guercif

Este primer dispositivo de defensa tiene continuidad hacia el sur, siguiendo la N15, por el Valle del Muluya. Su núcleo duro lo constituyen las GEB de Outat-el Haj y Missour, que caen naturalmente sobre el área de influencia de la 5ème BMI. Existen evidencias (contacto visual y detección vía satélite, ambos en 2015-6) de que el GEB de Missour ha recibido carros de combate chinos VT-1. Sabemos, asimismo, que esta BRIMZ dispone de un GEB en la propia Errachidia. De modo que todas estas unidades jalonan la N15, por este orden, de Noreste a Sudoeste. En caso de necesidad, pueden conectar directamente con Guercif, aunque la prolongación de esta misma arteria hacia Errachidia ya es formalmente la N13. Errachidia es un punto clave porque, dando un rodeo, la N13 enlaza con la A2, hasta desembocar en Meknes & El-Hajeb, donde se sabe que existen unidades blindadas. Por lo demás, Meknes es una de las principales plazas de la artillería marroquí. De este modo, Rabat queda bien protegida.

La 9ème BMI cubre una hipotética entrada de fuerzas hostiles por el sur, controlando una enorme extensión de terreno con peores (o, según la zona, virtualmente inexistentes) carreteras. De nuevo, está estratégicamente ubicada, ya que se asienta en los aledaños de la N9, carretera nacional que, no lejos de la frontera argelina, inicia su trayecto hacia Marrakech y, desde ahí, por la A7, alcanza Casablanca. Precisamente, dos de los BIMZ de esta Brigada suelen desplegarse en Zagora, controlando de ese modo los primeros kms de la N9 y en Forum Zguid, aún más al sudoeste. Es posible que alguno de estos asentamientos sea ya permanente, habida cuenta de que la plaza de Zguid fue una de las beneficiarias del plan de infraestructuras iniciado a finales de la primera década de este siglo, que buscaba construir nuevos acuartelamientos. A su vez, en la ruta entre Casablanca y Marrakech, siempre en los aledaños de la A7, se ubica la 2ème BIP (apenas 50 kms al norte de Marrakech). De modo que, llegado el caso, podría contribuir a la defensa de cualquiera de ellas, ora sea reforzando posiciones en Marrakech, otrora replegándose hacia Casablanca.

Vista parcial de la base de Ouarzazate (9ème BMI)

Entre las zonas que son responsabilidad de la 5ème y la 9ème BIM se eleva la cadena montañosa del Atlas, de muy difícil acceso, ya que en sí misma constituye una barrera natural para la protección de la costa atlántica de Marruecos, en la que se hallan las principales ciudades. El único batallón especializado en combate en alta montaña del ET marroquí (que incluye compañías de esquiadores y al que, de hecho, se lo suele denominar 1ère BS -Batallion de Skieurs-, si bien su nombre oficial es 1ère Bataillon des Chasseurs de l´Atlas) está ubicado en Tadla. En su flanco izquierdo se ubica el 2ème GEC (en la muy bereber Khenifra) a 82 Kms por la N2. Mientras que a sus espaldas cuenta con el apoyo del GEB de Khouribga, a 73 Kms. de Tadla por la A8. Además, Khouribga se halla a mitad de camino entre dichas unidades de montaña y Casablanca. Por lo demás, la localidad (y a la sazón estación de esquí) de Oukaimeden, esta vez próxima a Marrakech, alberga el Centro de Instrucción para el combate en Alta Montaña (CIHM: Centre d´Instruction de Haute Montagne), de modo que puede y suele incluir destacamentos de dicho BS.

Instalaciones del 2ème GEC (Khenifra)

Mención aparte merece una de las unidades recién creadas: el Grupo de Artillería Real (GAR) dotado con lanzacohetes de origen chino PHL-03AR2. En total son 12 sistemas, cada uno de ellos dotado de 12 celdas de 300 mm, para unos 130 Kms de alcance (150 máximo). Este Grupo está basado en Midelt, en el Valle del Muluya, en la zona de influencia de la 5ème BMI y, además, prácticamente equidistante con los GEB de Missour y Out-el-Haj. De hecho, la ventaja de Midelt es que está muy cerca de la encrucijada entre las carreteras nacionales N13 y N15. O, lo que es lo mismo, las baterías del 3ème GAR podrían reforzar, indistintamente, a las unidades blindadas ubicadas al nor-noreste o bien a la 5ème BMI (e incluso a ambas a la vez) contribuyendo de ese modo a bloquear las dos principales vías de penetración a las que ya antes nos hemos referido. En realidad, Midlet puede constituirse en una de las principales capitales de la artillería marroquí, ya que ese mismo GAR también dispone de baterías dotadas con M-109 y en los últimos años se han realizado obras adicionales para la construcción de nuevos acuartelamientos. De hecho, hay indicios de que al menos una parte de los SAM Sky Dragon recientemente adquiridos a China estarían basados allí.  Mientras que los WS-2D podrían quedar ubicados -y esto ya es una opinión personal, aunque basada en criterios operacionales lógicos- en el 6ème GAR de Fez.

PHL-03/AR2 fotografiado en Midelt

A tenor de lo visto, se colige que el objetivo principal de Marruecos es la defensa de su soberanía contra cualquier veleidad argelina. Quedando eso claro, no es menos cierto que el dibujo de unidades, rutas y carreteras sobre un mapa también permite constatar que la elección de las bases del ET puede serles útil también en otro sentido. Así, el GEB de Meknes puede reforzar a los de la 6ème BRB en muy pocas horas (está a unos 200 kms de Guercif y unos 250 de Taourirt, circulando por la A2). Es, aproximadamente, la misma distancia que lo separa de Ceuta, aunque esta vez a través de una carretera nacional (la N13 y, en su tramo final, la N2). Por su parte, la 6ème BRB, queda a algo menos de 100 kms de Melilla (desde Taourirt, por la N19) y no mucho más lejos desde Guercif (por la N15). Si bien la unidad más cercana a Melilla es un Bataillon d´Infanterie en Sécteur (concretamente el de Nador). De todos modos, en caso de necesidad, la concentración de fuerzas en ese punto podría ser muy rápida, sumándose el GEB de Meknes & El-Hajeb y la 5ème BMI, como se deduce de los comentarios aportados en los párrafos precedentes. Asimismo, aunque no haya sido trabajado en este análisis por su pertenencia a la Armada Real, cabe destacar que en Alhucemas tiene su base uno de los 3 batallones de la Infantería de Marina marroquí, a una distancia de Melilla similar a la que están ubicados los GEB de Guercif y Taourirt, aunque en este caso se trate de una unidad con una potencia de choque bastante más limitada.

Este despliegue tiene pleno sentido, desde un punto de vista estrictamente militar. Pero, tal y como se admitió en fecha tan reciente como junio de 2015, en el contexto de la 8ª edición de las Jornadas de Estudio del Arma Blindada, celebradas en el CIB de Meknes a instancias de la Inspección del Arma Blindada, también está previsto que hasta las GUs del ET pueden ser requeridas para desarrollar operaciones de mantenimiento del orden público, en apoyo de las fuerzas de seguridad. De ahí que el despliegue señalado también tenga la vocación (siquiera sea como un objetivo secundario) de control interno del territorio. Algunas unidades, como el GEB de Khourigba o diversos GLS, han estado tradicionalmente vinculados a esta función.

Consecuentemente, es discutible la afirmación del Jane´s (2017) en el sentido de que el grueso del ET se halla desplegado en la zona sur, con la mirada puesta en el conflicto con el Frente Polisario. Máxime si tenemos en cuenta variables cualitativas. O una combinación de las cuantitativas y las cualitativas. En el Sáhara han quedado algunas unidades, dotadas de los medios obsoletos ya citados que, además, fueron sometidos a un enorme desgaste durante años. Dados los acuerdos de desmilitarización de 1991 y la vigencia de MINURSO, hoy por hoy no es factible sustituir esas unidades por otras más modernas (no es posible remilitarizar el Sáhara, mientras dure esta situación). Pero es evidente que las escaramuzas con el Frente Polisario se han reproducido a partir del 2016 y esa circunstancia podría provocar un cambio en el frágil status quo alcanzado en la zona.

En todo caso, la unidad más relevante en el sur de Marruecos (fuera del territorio del Sáhara Occidental) es otra brigada. Esta vez se trata de una BRIMT basada en Tan-Tan. No se habla mucho de ella. En todo caso, la pista se puede rastrear a partir de la triangulación de varias fuentes: un comunicado en la web oficial del Cuerpo de Marines de los EEUU alude a que una de sus unidades estuvo de maniobras en la zona de Tan-Tan con unidades locales de la 6th Infantry Brigade (mayo de 2015; ejercicio African Lion), mientras que un comunicado de un periódico digital marroquí alude, en fecha tan lejana como 2006, a un programa de atención médica prestada por unidades del ET  marroquí en beneficio de la población civil que, entre otras unidades, implicaba a la 8ème BIM (Brigade de Infanterie Motorisée) de Tan-Tan. No es probable que haya dos brigadas basadas en la misma ciudad, de modo que lo más plausible es que en el transcurso de esos años se haya producido un cambio de denominación de la existente. Sea como fuere, esto encaja con otras fuentes vinculadas a las FAR que, de modo fragmentario, aluden a la presencia en Tan-Tan de, como poco, un GEB, un RIM (RIMT) y un GAR (GACA ATP) dotado, al menos desde 2012, con baterías de M-109 (aparentemente de la versión A5, a partir de una fotografía tomada en un campo de maniobras que con toda probabilidad es el de Cap Draa, dada la cercanía del mar).

Por lo demás, Marruecos mantiene muy cerca de la frontera con el Sáhara Occidental varias unidades adicionales que sumarían otros dos GEB (Zag y Sidi Ifni), otro grupo de artillería de campaña ATP (Sidi Ifni) así como varios BIL-BIMT (BIS o Bataillon d´Infanterie en Sécteur) que, ubicados por parejas serían: dos en Zag, dos en Abteh y dos en Mesied. La gran cantidad de vehículos todo-terreno (no blindados) llegados (y todavía llegando) procedentes de los excedentes de los EEUU, permitiría renovar y/o completar el parque móvil marroquí en esta zona. Lo que, unido a los apoyos al combate ofrecidos por las unidades de ingenieros y de apoyo logístico ya existentes en la cercana Bouizakarne (donde se ubica uno de los principales depósitos de municiones del ejército marroquí, con parque móvil añadido) así como al apoyo logístico adicional que pueda llegar procedente de Agadir permitiría constituir, sin demasiados problemas, una o dos BRIMT adicionales en las cercanías de la frontera saharaui.

 

5. Conclusiones

5.1) … en el nivel operacional…

5.1.1) Si analizamos el Jane´s y el Military Balance, cabe decir que hay consenso en lo que se refiere a la GUs ligeras. Esto es, en la existencia de 2 BRIPACs (BIP) y de 1 BRIL (BLS). Pero es conveniente tener en cuenta que esta última no es en realidad una brigada al uso, sino más bien una yuxtaposición de batallones que, además, suelen estar desplegados a grandes distancias los unos de los otros. Se podría aducir que la falta de concentración de esas unidades no es, en los tiempos que corren, un gran argumento para no considerarla como una brigada (tanto por la mayor facilidad en cubrir distancias, al menos mientras siga en la retaguardia y siempre comparando con otras épocas; como porque es cada vez más raro que una brigada sea empleada como tal). Pero sí resulta significativo que, aunque la BLS disponga de un CG en Rabat y de una pequeña unidad de apoyo logístico, sus apoyos al combate, ya sea de fuego, o movilidad y contra-movilidad, no son orgánicos. En cuanto a las BRIPACs, se trata de unidades tremendamente importantes, dada la buena capacidad de sus componentes, su excelente movilidad y su gran flexibilidad, aunque la capacidad de helitransporte de las mismas es limitada.

5.1.2) Más discutible es el tema de las GUs pesadas. Lo que parece evidente es que la letanía de las 3 BRIMZs (BMI), mantenida en la mayor parte de los balances militares, ya no refleja adecuadamente la realidad. La última edición del Military Balance hace bien, al menos, en señalar la presencia de una BRIAC (BRB). Cosa que no aparece, por cierto, en el Jane´s. Pero luego mantiene las 3 BRIMZ (BMI). Parece, más bien, que la (BRB) es fruto de la transformación de una de esas BRIMZ originales; que otra de ellas está culminando ese mismo proceso; que la tercera se mantiene como BRIMZ y que, aunque no la podamos considerar estrictamente como una GU “pesada”, existe una cuarta Brigada que, con el formato de una BRIMT (BIM) contiene varias unidades con blindados (carros de combate y piezas ATP de 155mm). De hecho, dejando al margen las unidades fijadas en el interior del Sáhara, habría mimbres para la creación de, cuanto menos, una segunda BRIMT en el sur de Marruecos, pero no he podido rastrear evidencias de que ya se haya procedido de tal forma.

5.1.3) Tampoco sería descartable que Marruecos vaya a mecanizar la BRIMT de Tan-Tan. Sería tan sencillo como que la última remesa de 419 M-113A3 pudiera acrecer el nº total de TOAs en vez de tener que emplearse por entero para sustituir a algunos de los vehículos más antiguos. Sea como fuere, lo más verosímil es pensar que el plan de modernización en vigor consiste en 2 BRIAC; 1 BRIMZ y 1 BRIMT y que en el futuro (próximo) la estructura de su ET en lo que se refiere a sus GUs pesadas se podría basar, sin demasiado esfuerzo adicional, en 2 BRIAC y 2 BRIMZ. Lo que parece claro es el dibujo que se deduce de eso: las brigadas son más pesadas cuanto más cerca están de la frontera norte (noreste, de hecho) con Argelia y memos cuanto más nos acercamos a la frontera sur (sur-oeste, de hecho), de modo que la transición es gradual, de noreste a suroeste (6ème BRB muy al norte/noreste; conversión de la 5ème BMI en 2ème BRB en primera instancia; mantenimiento de la 9ème BMI como mecanizada, y 6ème BIM en Tan-Tan). Es decir que, si trazamos un arco que pase por esos cuatro puntos y lo coloreáramos de mayor a menor intensidad en función del “peso” de la coraza disponible en cada punto, tendría un color más intenso en el noreste y su tono iría decreciendo de forma gradual hasta llegar al suroeste del país.

5.1.4) Por lo demás, en lo concerniente a las unidades menores, hay que tener en cuenta que, cuando se alude a los BIAC/RCAC (GEB) y se establecen cifras de máximos (14 o 16) se tienen en cuenta los que se integran en la orgánica de esas brigadas pesadas (y de la BRIMT, de hecho). De modo que la cifra de GEB realmente independientes sí que se acerca mucho a lo que indican esos balances (8 o 10, sin contar los que hayan quedado en el interior del Sáhara, con los que se redondearía la cifra a los 10/12 comúnmente citados). Hay que tener en cuenta que la cifra de carros de combate encaja bastante bien con el cálculo al alza de 14-16 totales (Sáhara Occidental excluido), habida cuenta de que los AMX-10RC, por ejemplo, suelen ser “monturas” de esas unidades. Asimismo, hay que sumar al menos 54 VT-1 que, dicho sea de paso, no aparecen en las últimas ediciones del Jane´s ni del Military Balance, pero sí en el SIPRI, además de contar con numerosos testimonios sobre el terreno. En cuanto a la recurrente cifra de 8 RIMZ (RMI), en realidad ahí también se cuentan los regimientos integrados en las 3 Brigadas pesadas, de modo que la cifra de BRIMZ independientes no superaría los 5, sin perjuicio de lo que hemos comentado en relación con la posibilidad de mecanizar el RIMT de Tan-Tan.

5.1.5) Por último, en lo que se refiere a la artillería de campaña, llama poderosamente la atención que la recepción de los MRLS AR2 de 300 mm no sea contemplada por el Jane´s ni por el Military Balance. Supongo que lo harán en próximas ediciones. El caso es que esa recepción está confirmada por el SIPRI y por localización visual, fotográfica (y hasta grabada en vídeos caseros) en suelo marroquí, en las proximidades de la base que se indica en el texto. Base excelentemente situada para que ese GACA ATP (GAR) actúe como bisagra entre las unidades más robustas del noreste y las del sureste del país. De hecho, el Military Balance tampoco contempla las recientes adquisiciones de M-109A5 (también confirmada por SIPRI, además de serlo visual y fotográficamente), con lo que se ofrece una imagen algo distorsionada (a la baja) de las capacidades reales del ET marroquí en el apartado de la artillería de campaña (más lógica es la no constatación de la compra de los WS-2D de 400mm).

 

5.2) … en el nivel estratégico…

Por vía inductiva, se pueden obtener las siguientes inferencias:

5.2.1) El aluvión de nuevas adquisiciones en cuestión de poco más de un lustro ha sido y está siendo objeto de lógica atención. Que en ese período (desde el 2012) podamos contabilizar la llegada de unos 450 carros de combate, cerca de 600 TOAs, 130 ATPs y una cifra, aunque menor, de potentes MRLS no es baladí. El ritmo al cual progresan las recepciones de nuevos blindados es muy elevado. De hecho, eso es lo más significativo. Que una parte de ese material sea de origen chino (parte más interesante por el tipo de armas de que se trata que por su cantidad) también es algo de lo que se debe tomar nota: Marruecos se une al grupo de Estados que ya realizan adquisiciones de sistemas de armas a las tres grandes potencias. Esto nos llevaría a otras reflexiones, fácilmente constatables, pero excesivas para este análisis, en términos de las crecientes relaciones económicas y comerciales con los dos gigantes de Oriente. Por lo demás, la presencia en suelo marroquí de los sistemas de origen chino WS-2D implica un salto cualitativo a tener especialmente en cuenta, debido a su alcance, de unos 350-400 kms, así como su precisión (guía GPS) que permitirían ejercer a nuestro vecino una capacidad ofensiva -o de respuesta a un ataque previo- muy relevante.

5.2.2) Las cifras marroquíes son muy importantes, pero las argelinas no le van a la zaga, sino que, en algunos apartados, van por delante. En los últimos años (del 2012 hasta hoy) han adquirido 505 carros de combate T-90S, más de 300 VTT (“BMR”) Fuchs (aunque el programa incluye más de 900, ensamblados en la propia Argelia bajo licencia), a lo que hay que añadir la modernización de la mayor parte de su flota de VCI BMP-1/2 (760 vehículos beneficiados) mediante la sustitución de sus torres por la que contiene el potente módulo Berezhok (1x30mm+coax 7.62mm; 1 LG 30mm; 4 misiles C/C Kornet). Todo ello sin contar con programas menos relevantes, como la adquisición de 200 Nimr. Como quiera que el ET argelino ya partía de cierta superioridad en lo que respecta a su parque acorazado y mecanizado, la explicación del celo marroquí podría venir por ese lado. Lo que parece evidente es que el Magreb conoce una carrera de armamentos que tiene como resultado la potenciación de sus respectivos arsenales.

5.2.3) De hecho, la distribución de las principales unidades del ET del Reino de Marruecos, unida a la desproporción de fuerzas con relación a Argelia (sobre todo en carros de combate y VCIs) denotan que la disposición de sus unidades es defensiva, con mayor énfasis hacia el noreste, pero trazando una línea defensiva que discurre por la falda del Atlas en dirección suroeste, hasta enlazar Taourirt & Guercif con Errachidia, con Ouarzazate y finalmente con Tan-Tan. En estas plazas se ubican las 4 brigadas con más “pegada”, por el mismo orden: BRIAC; BRIMZ transformándose en BRIAC; BRIMZ y BRIMT, respectivamente.

5.2.4) La base de Tan-Tan viene a ser, a su vez, la principal referencia marroquí a la hora de reforzar a las unidades que quedaron en el interior del Sáhara. En el Sáhara se hallan las unidades más desgastadas y obsoletas, incluyendo la mayor parte de los venerables SK-105 y de los M-48A5. Los acuerdos de 1991 impiden, de facto, que sean retirados de la zona, al no poder ser sustituidos por otras más modernas. Pero en los últimos tiempos el gobierno marroquí ha invertido fuertes cifras de dinero en la construcción de dos grandes acuartelamientos en el Sáhara, en las áreas de Guerguerat y de Bir Lahlou, con la mirada puesta en concentrar algunas unidades, fundamentalmente los RIMs y los BIPs destacados de las 2 BRIPACs ya citadas, así como varios GARs y unidades de apoyo logístico. Las escaramuzas que el Polisario viene protagonizado en las cercanías de la frontera mauritana contribuyen a estimular la construcción de estas infraestructuras. Pero se trata de un escenario enquistado en el que no está previsto aportar un gran esfuerzo militar a corto o medio plazo, a no ser que cambien radicalmente estas circunstancias (ya se sabe: rebus sic stantibus…). Ni que decir tiene que en ese cambio de circunstancias tendrá algo que ver Argelia, dado su ascendiente sobre el Frente Polisario (ora sea para incentivarlo; otrora para frenarlo).

5.2.5) La presión ejercida militarmente sobre Ceuta y Melilla es limitada. Digamos que en el aspecto militar -que es el que aquí se ha tratado- esa presión es más limitada de lo que pudiera llegar a ser, llegado el momento, en otros aspectos, sociales y hasta económicos. El actual despliegue marroquí no permite aventurar mayores riesgos en ese sentido. Mientras que la pinza saharaui-argelina no permiten que Rabat descuide esos flancos para embarcarse en aventuras de dudosa rentabilidad política. Dicho lo cual, las unidades de la 6ème BRB están ubicadas a menos de 100 kms de Melilla y, dada la distribución de las bases marroquíes en la red viaria local, la 6ème BRB podría ser rápidamente reforzada por algún GEB independiente, así como por unidades procedentes de Errachidia en un muy corto espacio de tiempo. Lo significativo, en este caso, no sería la cantidad de blindados o de tropas desplegables en el nor-noreste de Marruecos, sino su calidad o su pegada. En ese sentido, tan importante es no incurrir en dilemas de seguridad como lo es no descuidar la capacidad disuasoria inherente a la responsabilidad de nuestros gobernantes.

Josep Baqués es Profesor de Ciencia Política en la Universidad de Barcelona y del Máster on-line en Estudios Estratégicos y Seguridad Internacional de la Universidad de Granada

 

Bibliografía

CORDESMAN, Anthony & NERGUIZIÁN, Aram (2009). The North African Military Balance. Force Developments in the Maghreb. Washington DC: Center for Strategic & International Studies (CSIS).

GHAILANI, Mokhtar, MAJDOULI, Mohammed (Col ET) & BENSOUDA, Abdeslem (TCol. ET). (2015). “Dossier: les Troupes Aéroportées au sein des FAR. Des compétences et des ailes”. Revue des Forces Armades Royales. Edition 368, pp. 56-79.

MORENO, Adrián (2016). El mercado de Defensa y Seguridad Militar en Argelia. Madrid: ICEX.

VVAA (2017). Middle East and North Africa”, en VVAA. The Military Balance, pp. 351-417.  Oxford (UK): Routledge.

VVAA (2017). “Morocco-Army”, en VVAA. Jane´s World Armies, IHS Markit, pp. 1-13.

VVAA (2001). Morocco Country Handbook. Quantico: MCIA (Marine Corps Intelligence Activity).

Editado por: Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI). Lugar de edición: Granada (España). ISSN: 2340-8421.

Licencia Creative Commons
Bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported