El terrorismo individual durante el año 2014: ¿Un fenómeno marginal o una tendencia al alza?

Versión para impresiónVersión para impresión

Análisis GESI, 4/2015

El año 2015 ha comenzado suministrando una cruda dosis de realidad. El estupor causado por el asalto a la sede de la revista satírica francesa Charlie Hebdo, el posterior secuestro del supermercado kosher y el balance final de víctimas de la razia yihadista nos insta a asumir que, en términos de seguridad, es utópico garantizar el riesgo cero. 

La vigilancia absoluta es sencillamente imposible y la piel fina de Occidente debe curtirse para comprender la magnitud de la amenaza. Solo aceptando que la seguridad es un concepto subjetivo, líquido y volátil podremos asumir primero, e intentar contrarrestar después el riesgo al cual nos enfrentamos.

Los sucesos acaecidos en Paris no se pueden considerar episodios de terrorismo individual sino actos coordinados de células autónomas con posibles vinculaciones con organizaciones matrices. No obstante, algún medio de comunicación ha catalogado las acciones como supuestos de terrorismo individual e, incluso, ha sugerido la autoría a ”pack de lobos solitarios”. Considerando que se trata de una acepción contaminada del término Actor o Lobo Solitario es el momento de realizar un análisis de la influencia de la táctica del terrorismo individual durante el pasado año.

El año 2014 ha sido especialmente proclive en atentados cometidos por terroristas individuales en Occidente. Canadá, Australia, Bélgica o Francia han sido víctimas de acciones terroristas que han impactado a la opinión pública y han cuestionado –como siempre retrospectivamente– el enfoque idóneo para abordar el fenómeno del terrorismo individual. El siguiente análisis comparativo entre la influencia de la propaganda difundida por el Estado Islámico (o Daesh)[[i]] y al-Qaeda, que exhorta a la perpetración de atentados terroristas individuales en Occidente, nos ayudará a comprobar objetivamente como ha evolucionado el fenómeno durante el año 2014.El objetivo es responder a la siguiente pregunta: ¿El terrorismo individual en Occidente ha sido un fenómeno marginal o una tendencia al alza?

La primera consideración que se debe realizar es que la amenaza estratégica más grave  para la seguridad occidental continua siendo el terrorismo colectivo representado por las organizaciones terroristas, sus filiales o las redes de base. De hecho, la mayoría de operaciones antiterroristas desarrolladas en España, Francia o Reino Unido siguen correspondiendo a la desarticulación de grupos terroristas que reclutan, financian o envían muyahidines a escenarios yihadistas. La secuencia de ataques en Francia han evidenciado la amenaza.

La segunda consideración a tener en cuenta es que, a pesar de que la principal amenaza siguen siendo las organizaciones terroristas jerarquizadas de “corte clásico”, no se puede obviar que durante los últimos tres años se han cometido diversos atentados en Occidente perpetrados por terroristas individuales.

Para certificar este hecho tan solo es necesario revisar los datos cuantitativos que indican que en Europa –durante los tres últimos años– se han cometido dos atentados perpetrados por terroristas individuales con un balance de once víctimas mortales. El primer supuesto es el de Mohamed Merah que en el año 2012 asesinó a siete personas en Toulouse y Mountaban (Francia). El segundo caso es el de Mehdi Nemouche que el 24 de mayo de 2014 asesinó a cuatro personas en el Museo Judío de Bruselas (Bélgica).

Mehdi Nemouche (izquierda) y Mohamed Merah (derecha)

Como sabemos el análisis del terrorismo grupal o clásico se realiza a partir de la observación de indicadores macrosociales, del conocimiento de las consecuencias geopolíticas y geoestratégicas, de la investigación de las organizaciones terroristas, su financiación o las dinámicas de sus integrantes. A priori, podríamos estar de acuerdo en que sus movimientos son más predecibles porque están relacionados con variables macrosociales.

Por el contrario, el terrorismo individual se identifica más como una anomalía de un fenómeno que comúnmente se define como una actividad colectiva. A pesar de la gran destinación de recursos humanos, logísticos y económicos para evitar la perpetración de atentados terroristas siempre existe una pequeña grieta en términos de seguridad por la que es mucho más sencillo que pueda pasar un individuo que un grupo terrorista.

 

¿Quién ha inspirado más episodios de terrorismo individual en Occidente durante el año 2014? ¿Al-Qaeda o Estado Islámico?

No cade duda que la irrupción del Estado Islámico (o Daesh) en el panorama internacional ha tenido consecuencias directas para la seguridad occidental, más si cabe tras el inicio, durante la segunda mitad del 2014, de la campaña de bombardeos “Operación Determinación Inherente”. La estrategia del Estado Islámico se ha centrado en establecer su teatro de operaciones en Siria e Irak, retomando la teoría del enemigo cercano. Daesh ha implantado en el norte de Siria e Irak su producto operativo basado en la belicosidad, prestigio y temor que infunden entre sus adversarios. Las decapitaciones, ejecuciones sumarias o la aplicación estricta de la sharia han sido la seña de identidad que le ha desmarcado, incluso, de la propia al-Qaeda.

El producto operativo del Estado Islámico es impactante y atractivo si se atiende a la capacidad de reclutamiento que ha conseguido. Su áurea apocalíptica apela al musulmán oprimido a viajar a un territorio regido por la sharia y liberado de la apostasía y decadencia occidental. El protagonismo de los luchadores extranjeros es una variable orgánica y determinante respecto a la propaganda de al-Qaeda. La imagen del yihadista anglófono blandiendo un cuchillo junto a rehenes vestidos con monos de color naranja e interpelando directamente a los líderes norteamericano o británico simboliza el desafío hacia Occidente.

Hasta el inicio de la campaña de bombardeos de la coalición internacional la propaganda del Daesh focalizaba su mensaje en el devenir del califato a nivel religioso, militar, social y económico.

Sin embargo, a partir del 7 de agosto de 2014 la campaña de ataques aéreos sobre objetivos de Estado Islámico añadió una nueva variable: la exhortación a ataques individuales contra objetivos norteamericanos, canadienses, australianos, franceses y del resto de integrantes de la coalición internacional implicada en la “Operación Determinación Inherente”. Desde septiembre los foros yihadistas afines a Daesh han difundido numerosos mensajes que reclaman la perpetración de ataques individuales contra objetivos occidentales. Concretamente vale la pena destacar cinco de ellos:

  • El 16 de septiembre de 2014 un foro yihadista reclamaba la realización de “una campaña agresiva y sostenida de ataques de lobo solitario en respuesta a la intervención militar liderada por Estados Unidos contra el Estado Islámico”.
  • El 22 de septiembre de 2014 Abu Muhammad al-Adnani, portavoz del Estado Islámico, realizó un mensaje de audio en árabe –pero traducido a varias lenguas como el inglés o francés– en el que realizaba un llamamiento a matar a ciudadanos que formen parte de la coalición internacional. En dicho mensaje especificaba que “si no eres capaz de encontrar una bala o un IED [[ii]] entonces selecciona al impío americano, francés o a cualquiera de sus aliados. Golpéale la cabeza con una roca, asesínale con un cuchillo, pásale por encima con el coche, tírale desde un lugar muy alto, estrangúlale o envenénale”. Esta referencia a las capacidades blandas es habitual entre los líderes yihadistas que recomiendan, desde hace tiempo, el uso de armas blancas o de fuego para cometer atentados con una mayor probabilidad de éxito. “No preguntéis a nadie, no busquéis su veredicto” continua Adnani con la intención subyacente de inspirar ataques individuales del modo más clásico. La discreción es una de las características que dificulta más la detección e interpretación del rastro del terrorista individual que tiende, en un porcentaje elevado, a verbalizar su voluntad y externalizar sus acciones a su entorno más cercano.
  • El 19 de noviembre de 2014 se difundió un vídeo en francés distribuido por al Hayat titulado: “Qué estás esperando” en el que tres yihadistas franceses del Estado Islámico exhortaban – cuando no fuese posible desplazarse al califato– a cometer atentados en Francia. El vídeo de siete minutos de duración menciona, como al-Adnani, el uso de vehículos y veneno como capacidades para operar en Occidente.
  • El 07 de diciembre de 2014, se distribuye un vídeo de seis minutos de duración donde aparece el muyahidín canadiense John Maguire –Abu Anwar al Canadi– que anima a seguir el ejemplo de los atacantes de Ottawa y Quebec. “O se compra un billete de avión o afila su cuchillo” argumentaba Maguire en un fragmento del vídeo.
  • El 21 de diciembre de 2014 se difundió un vídeo por el canal Youtube titulado ”Blow le France” en el que varios yihadistas vinculados al Daesh solicitaban la perpetración de ataques contra intereses franceses y alentaban a seguir el ejemplo del terrorista individual Mohamed Merah.

Los anteriores mensajes refuerzan el viraje del Estado Islámico durante los últimos meses hacia un yihad global, recuperando el concepto de enemigo lejano que parecía subsidiario en su hoja de ruta. La nueva estrategia comunicativa ya no sólo centra su interés en el devenir del califato y en el enemigo cercano –fuerzas sirias, iraquíes y kurdas predominantemente– sino que emite una llamada a sus fieles a atentar individualmente contra cualquier Estado que colabore con la coalición internacional.

 

Al-Qaeda: La muerte por mil cortes

¿Y que sucede con al-Qaeda? Al-Qaeda está sufriendo la competencia del Estado Islámico. A la espera de conocer más detalles sobre la trayectoria de los hermanos Kouachi y de su vinculación con AQPA el papel de la organización durante el año 2014 ha sido eclipsado por el Estado Islámico. La ausencia de una operación de envergadura durante los últimos años –en Europa la última acción consumada y vinculada a la organización fue precisamente la del terrorista individual Mohamed Merah– ha provocado una pérdida del prestigio que antaño tuvo.

En este sentido el pasado 6 de septiembre de 2014 al-Qaeda intentó asestar un golpe de envergadura pero fracasó en su intento. El ataque fue realizado por miembros de la marina pakistaní que pretendían secuestrar la fragata PNS Zulfiqar, una de las más modernas de la armada pakistaní, fletada y equipada con misiles anti-buque (consultar el plan en este link).Según la planificación, dichos misiles deberían haberse empleado para atacar algún buque de la flota estadounidense desplegada en el mar Arábigo. El hipotético éxito de la acción terrorista habría demostrado de nuevo su capacidad innovadora para cometer atentados de envergadura.El ataque perpetrado por los hermanos Chérif y Said Kouachi a Charlie Hebdo puede haber sido –de confirmarse su vinculación con AQPA– su gran reválida.

La dificultad operativa de cometer ataques a gran escala —que son mucho más difíciles de planificar y ejecutar— obligó a al-Qaeda a reinventarse y traer a primera página de su ideario conceptos como: «yihad individual», «asesino urbano» o «ideas sin fronteras».  

En entornos desfavorables, en los que no es viable el apoyo operativo o el establecimiento de grupos terroristas permanentes al no existir un escenario propicio, al-Qaeda, y durante los últimos meses Daesh, han tendido a potenciar el terrorismo individual. Si comparamos Inspire y Dabiq –la revista oficial del Estado Islámico producto de al Hayat Media Center–no cabe duda que la revista de AQPA tiene como uno de sus objetivos incentivar a terroristas individuales en Occidente, mientras que Dabiq, excepto en su quinto y sexto número, no ha hecho referencias explícitas a dicha táctica.

En este sentido a finales del mes de diciembre de 2014 se difundió el número 13 de Inspire que, con certeza, es el que más profundiza en lo que al-Qaeda denomina “lone jihad”. En ningún número anterior de la revista al-Qaeda había puesto tanto énfasis, ni había sido tan explícita a la hora de valorar y exhortar las operaciones de terrorismo individual en Occidente. Nasser al-Anisi – uno de los líderes de AQPA– en una entrevista que recoge este número argumenta que: “Los Leones de Allah –algunos los llaman Lobos Solitarios– son la peor pesadilla de Occidente. Ellos infunden miedo en todo el mundo. Por lo que no menosprecien sus operaciones. Algunas muertes son causadas por mil cortes”. [[iii]]

El decimotercer número de Inspire también recoge otra entrevista realizada al denominado Chef de al-Qaeda donde este menciona que la táctica de la ”yihad solitaria” puede ser una de las razones fundamentales para acabar con las agresiones a los musulmanes.

¿Por que, según AQPA, el terrorismo individual es una táctica efectiva? Porque crea un estado de terror, ansiedad, resentimiento y de denuncia contra los gobiernos y las políticas que provocaron la acción individual [[iv]]. El argumento del experto en explosivos de AQPA, aunque pretencioso, no está exento de cierta lógica. Los países occidentales que anhelan la utopía de la seguridad absoluta suelen, a menudo, mostrar una excesiva vulnerabilidad ante este tipo de operaciones que es percibida por el yihadismo como una muestra de debilidad.

 

Casos de Terrorismo individual durante el año 2014: Tendencia al alza y exhortación del Estado Islámico a cometer atentados individuales en Occidente

Si atendemos a la cifra de atentados individuales perpetrados durante el año 2014 podemos observar que todos los individuos que han intentado ejecutar una acción terrorista en Occidente se han alineado ideológicamente con los postulados del Daesh y la inspiración de al-Qaeda, que antaño fue determinante, ha sido nula durante el año 2014. El siguiente compendio recoge algunos supuestos que no han sido vinculados directamente al yihadismo pero que, por las circunstancias del suceso, plantean serias dudas sobre la motivación real del individuo. En algunos de estos casos grises la investigación es reciente y, a corto plazo, pueden aparecer nuevos datos relevantes que vinculen o refuten definitivamente la motivación yihadista. La distribución de casos durante el año 2014 ha sido la siguiente:

  • 11 de febrero de 2014: Ibrahim Boudina, joven de veinte años, fue detenido en Niza (Francia) con 950 gramos de TATP [[v]]. La cantidad y composición del material intervenido sugiere cierta pericia en la manipulación y fabricación de explosivos. Esta habilidad probablemente fue adquirida por su vinculación con el Estado Islámico durante quince meses en Siria. Se trataría, por tanto, de un Yihadista Individual Táctico [[vi]] con vinculación jerárquica, operativa o logística con el Estado Islámico.
  • 7 de abril 2014: El Mehdi Semlali Fathi , marroquí de 26 años, fue detenido por planificar un ataque con aviones teledirigidos contra una universidad y un edificio gubernamental en Connecticut (Estados Unidos). El sujeto no tendría vinculaciones con ninguna organización yihadista por lo que sería un Actor o Lobo Solitario.
  • 24 de mayo de 2014: Mehdi Nemouche francés de origen argelino, asesinó a cuatro personas en el Museo Judío de Bruselas (Bélgica). Nemouche fue detenido en la estación de autobuses de Marsella pocos días después del atentado con un fusil Kalashnikov, un revólver, munición y una cámara tipo GoPro. Su ficha era conocida por la Dirección General de Seguridad Interior tras una estancia en Siria durante el año 2013 en la que se enroló en el Estado Islámico de Irak y el Levante. Su pericia con el manejo de armas automáticas le permitió consumar el atentado. No se trataría de un supuesto de Actor o Lobo Solitario sino de Yihadista Individual Táctico por su dependencia operativa, logística y, tal vez, jerárquica con el Estado Islámico.
  • 31 de mayo de 2014: Mufid Elfgeeh, yemení nacionalizado estadounidense, fue detenido por planear atentados contra militares norteamericanos retornados de sus misiones militares en Oriente Medio. También intentó reclutar a terceras personas para integrarse en el Estado Islámico.
  • 1 de junio de 2014: Ali Muhammad Brown, norteamericano de 29 años, asesinó a dos jóvenes –Ahmed Said y Dwone Anderson-Young– en Seattle (Estados Unidos) como venganza por el despliegue de los Estados Unidos en Afganistán, Irak y Siria. Contactó con ellos a través de una aplicación de contactos para homosexuales y posteriormente les disparó con una pistola. A pesar de tratarse de un crimen con claras connotaciones homófobas, el autor confesó haber cometido la acción en nombre del Islam y del yihad. De hecho, la acción de Brown ha sido recogida en el apartado “Notas de Muyahidines” en las páginas 16 y 21 del decimotercer número de Inspire.
  • Julio de 2014: Mohamed Ouhrani pretendía atentar en Francia contra intereses chiíes. Estuvo enrolado en las filas del Estado Islámico en Siria.
  • 23 de septiembre de 2014: Numan Haider, de 18 años, concertó una entrevista con dos agentes de policía en la comisaría de Endeavour Hills, en el sureste de Melbourne (Australia). Haider atacó con un cuchillo a dos agentes antes de ser alcanzado por los disparos de uno de los policías. La muerte del joven sucedió una semana después de la detención en Sídney y Brisbane de quince yihadistas relacionados con el Estado Islámico y que, según los investigadores, planeaban secuestros y la decapitación de civiles para, con posterioridad, divulgar los vídeos en las redes sociales. Haider había aparecido en las redes sociales con una bandera del Estado Islámico. El sexto número de la revista Dabiq lo ensalza como muyahidín.
  • 25 de septiembre de 2014: Alton Nolen, converso norteamericano de 30 años, decapitó con un cuchillo a una compañera de trabajo en un planta de procesamiento de alimentos en Oklahoma (Estados Unidos). Su página de Facebook tenía imágenes de Osama Bin Laden y decapitaciones. Los investigadores tipificaron la acción como asesinato desvinculándola del terrorismo. No obstante, la investigación aún no es concluyente y el número 13 de la revista Inspire menciona brevemente el caso de Alton Nolen en las páginas 16 y 21.
  • 20 de octubre de 2014: Martin Couture-Rouleau atropelló con su vehículo a dos soldados en Quebec (Canadá). En este caso el terrorista individual utilizó como instrumento para cometer el atentado su propio vehículo. Esta circunstancia no es menor sino que denota cierta afinidad por este tipo de acciones, especialmente durante los últimos meses del 2014 en Israel. La dificultad para acceder a armas o explosivos es una constante del terrorismo individual y se contrarresta, por parte de la ideología yihadista, mediante la recomendación a utilizar los medios o instrumentos convencionales que se dispongan. Según los investigadores Couture-Rouleau actuó autónomamente y sin atender a ordenes de terceros.El sexto número de la revista Dabiq menciona su caso.
  • 22 de octubre de 2014: Michael Zehaf-Bibeau asesinó con una escopeta al soldado Nathan Cirillo que custodiaba el National War Memory en los alrededores del Parlamento de Ottawa (Canadá). Probablemente se puede asociar a un episodio réplica atendiendo al escaso lapso de tiempo entre las acciones de Couture-Rouleau y de Zehav-Bibeau. El caso Zehav-Bibeau es un supuesto de Actor o Lobo Solitario y se recoge sucintamente en el sexto número de larevista Dabiq.
  • 23 de octubre de 2014: Zale Thompson atacó con un hacha a diversos agentes de policía en el barrio neoyorquino de Queens (Estados Unidos). Los foros yihadistas elogiaron el ataque y cuestionaron si el autor fue inspirado por el discurso de Abu Muhammad al-Adnani, o por un mensaje que instaba a los lobos solitarios  norteamericanos a librar una campaña "agresiva y sostenida" contra objetivos que incluían policías. El episodio de Thompson se recoge en el sexto número de la revista del Estado Islámico Dabiq.
  • 15 de diciembre de 2014: Man Haron Monis, iraní de 50 años, secuestró durante diecisiete horas a los clientes de una cafetería del centro financiero de Sídney. Durante el asalto policial el secuestrador fue abatido y también murieron dos personas más. Australia es uno de los integrantes de la coalición internacional que opera contra el avance en Irak y Siria del Daesh. Maron Monis ya fue condenado anteriormente por enviar cartas amenazantes y ofensivas contra los familiares de ocho soldados muertos en Afganistán. Su acción se vincula a los llamamientos del Estado Islámico a atacar objetivos occidentales, de hecho Maron Monis solicitó a los negociadores una bandera del Estado Islámico. El caso de Man Haron Monis es el que más ensalza en el apartado “Prefacio” del sexto número de Dabiq.
  • 20 de diciembre de 2014: Bertrand Nzohabonayo, un joven francés converso al Islam de origen africano, entró en una comisaría de Joué-lès-Tours (a 250 kilómetros al sur de Paris) con un arma blanca y agredió a varios agentes mientras gritaba “Alá es grande”. El joven agredió en el rostro al agente que custodiaba el mostrador de la entrada y a otros que acudieron a ver lo que ocurría. El agresor no figuraba entre las personas vinculadas al islamismo radical en Francia, pero sí uno de sus hermanos que pretendía enrolarse en las filas del Estado Islámico. No obstante, el día 18 de diciembre Bertrand en el muro de su perfil de Facebook exhibía una bandera del Estado Islámico y en Youtube había difundido numerosos vídeos de contenido radical. Las autoridades francesas sospechan que el ataque podría estar vinculado a las últimas proclamas del Daesh a cometer atentados contra objetivos franceses. De hecho, la revista Dabiq lo menciona explícitamente como muyahidín.

  • 20 de diciembre de 2014: Ismaaiyl Brinsley, musulmán de 28 años de edad, asesinó en Brooklyn (Estados Unidos) a dos policías que patrullaban en su vehículo logotipado. Brinsley se acercó al coche de los agentes y desde la ventanilla delantera les disparó varias veces sin que estos pudiesen repeler el ataque. Los dos agentes de policía –Rafael Ramos y Wenjian Liu– murieron como consecuencia de las heridas de bala recibidas. Tres horas antes del ataque, Brinsley publicó en su perfil de Instagram dos fotografías con una pistola y un mensaje amenazador contra la policía. La motivación del ataque podría ser la venganza por las muertes de Eric Garner y Michael Brown aunque en diversos foros y Twitters yihadistas se alentaba a la población afroamericana residente en los Estados Unidos a vengarse contra las actuaciones policiales.

  • 21 de diciembre de 2014: Nacer Ben Ak, de 40 años, atropelló con su vehículo a varias personas en Dijon (Francia) dejando un balance de once heridos. La motivación de la acción – premeditada según los investigadores– aun no está clara pero no se descarta que sea el resultado de alguna alteración psicológica del autor. El supuesto es confuso pero como no se ha podido descartar fehacientemente la motivación terrorista se incluye en el computo de casos por el modus operandi de la acción y su similitud con otras perpetradas recientemente.
  • 22 de diciembre de 2014: Sébastien Sarron atropelló con su vehículo a los peatones que se encontraban en un mercado navideño de la localidad de Nantes (Francia). Sarron –que no tenía antecedentes psiquiátricos– intentó suicidarse asestándose diversas puñaladas. El resultado de su acción provocó un muerto y más de diez heridos, algunos de ellos de gravedad. La acción de Sarron, según la investigación, no tiene vinculación con el yihadismo.

 

Evolución de las acciones individuales (2010-2014)

La anterior gráfica muestra una tendencia al alza de las acciones individuales durante el año 2014 y se sitúa al mismo nivel del año 2010, período de máxima influencia del clérigo Anwar al-Awlaki [[vii]]. Tras el inicio de la campaña de bombardeos en agosto, los llamamientos del Estado Islámico a perpetrar atentados individuales en Occidente –con especial relevancia del audio de al-Adnani– han influido directamente en el aumento de casos, especialmente durante el último mes de diciembre de 2014, tal y como se puede comprobar en la siguiente gráfica:

 

Evolución de los casos de terrorismo individual (2014)

De la relación de actores individuales que han operado durante el 2014 se infiere que: el 62% de los individuos han actuado por su afinidad con el Estado Islámico, el 25% corresponde a acciones individuales aparentemente vinculadas con el yihadismo pero sin adscripción o inspiración de ningún grupo, el 13% serían casos aparentemente desvinculados del yihadismo y no existe ningún caso de acción individual vinculada con al-Qaeda.

 

Incidentes por países: La propaganda del Estado Islámico ha amenazado especialmente a Francia

En Europa el país con mayor incidencia de casos es Francia con cinco, seguido de Bélgica con un caso. Sin embargo, es remarcable la ausencia de casos en el Reino Unido a pesar de la sinergía con Estados Unidos en temas de seguridad y de relaciones internacionales. Estados Unidos ha contabilizado seis casos y Canadá con dos ha sido, por primera vez en su historia, víctima de episodios de terrorismo individual. Australia también ha sido afectada por dos episodios de terrorismo individual.

Incidentes por países en 2014

 

La existencia de factores tan relevantes como la popularidad del concepto de la “resistencia sin líderes”, el bagaje histórico del supremacismo blanco en favor del terrorismo individual, la facilidad de acceso a armas, el crecimiento del número de conversos entre la comunidad afroamericana e hispana pueden ser determinantes en la expansión norteamericana del fenómeno del terrorismo individual de los últimos años.

En contrapartida la ausencia de casos en los Estados Unidos durante el año 2013 contrasta con la aparición de diversos incidentes que se han contabilizado como falsos positivos o supuestos de saturación mediática como el atentado de Boston perpetrado por los hermanos Tsarnaev. Muchos medios de comunicación y algunos análisis académicos trataron el incidente de la maratón de Boston como un supuesto de terrorismo individual. 

Predilección por el uso de capacidades blandas

El resultado del análisis de las capacidades empleadas y/o seleccionadas muestra una predilección por las capacidades blandas.

Distribución de casos por capacidad empleada en 2014

 

Una de las principales causas de fracaso y de detección temprana entre los terroristas individuales es la elección de explosivos como capacidad por sujetos con un escaso entrenamiento basado principalmente en el autoaprendizaje por internet. Muchos de los individuos que optaron por el autoaprendizaje se encontraban en la fase de búsqueda de información o de fabricación de Artefactos Explosivos Improvisados. Por lo que se constata la dificultad de acceder a explosivos y la brecha de seguridad a la que se expone el individuo. Esta vulnerabilidad táctica no ha pasado inadvertida para los ideólogos yihadistas ya que son cada vez más frecuentes las recomendaciones de utilizar armas de fuego o armas blancas. Estas capacidades son las más comunes durante el año 2014 y parece haber cierta prevalencia, en los comunicados del Estado Islámico, a incentivar el uso de vehículos de motor y de veneno como capacidades a explotar. En cambio, el número 13 de la revista Inspire propone emular las acciones que suelen emplear las organizaciones terroristas (atentados con explosivos) para obtener un mayor impacto mediático.

 

Proyección de escenarios y lecciones por aprender

  • La divergencia actual del Estado Islámico con al-Qaeda puede convertirse en el futuro en una hipotética colaboración o confluencia de intereses en determinados escenarios. En sentido contrario también puede favorecer una creciente rivalidad por liderar el movimiento yihadista global con el riesgo que esta variable conlleva, si lo extrapolamos a la realización de atentados en Occidente, que dos organizaciones de tal magnitud compitan. Los ataques de Paris son un ejemplo de la pugna por cometer atentados de envergadura. La intersección propagandística de exaltación del terrorismo individual de los últimos números de Inspire y Dabiq es un indicador que no se puede subestimar.
  • Hasta el momento la mayoría de acciones realizadas han sido cometidas mayoritariamente por individuos –Actores o Lobos Solitarios– que han actuado de forma autónoma sin recibir órdenes ni apoyo logístico de terceros. Las capacidades de dichos individuos han sido escasas y han utilizado como armas: vehículos, armas de cadencia de fuego baja (excepto en el caso del Museo Judío de Bruselas), hachas o cuchillos. La operativa amateur, no obstante, durante el año 2014 se ha cobrado la vida de catorce personas y ha herido a más de sesenta, ya sea por la acción directa del individuo o por las operaciones de rescate vinculadas a la acción terrorista.
  • El retorno de luchadores extranjeros enrolados en las filas de Daesh, El Frente al Nusra, Harakat Sham al-Islam u otras organizaciones yihadistas es un factor de riesgo para la seguridad occidental. Parece más lógico para las fuerzas de seguridad controlar a los potenciales Yihadistas Individuales Tácticos que no a los Actores o Lobos Solitarios. En primer lugar porque, a priori, son más letales por su experiencia operativa y en segundo término porque la detección del rastro y sus vinculaciones con terceros pueden facilitar la investigación y la interrupción de sus planes.
  • La saturación mediática de este tipo de sucesos terroristas a menudo provoca un efecto contagio que se manifiesta en la aparición de "episodios réplica" de atentados individuales.El etnocentrismo occidental ejerce una influencia negativa en el tratamiento mediático de los casos, creando una sensación de vulnerabilidad que aumenta el desconocimiento del fenómeno del terrorismo individual. La incertidumbre y el desconocimiento inoculan miedo por lo que la mejor forma de disminuir esa percepción es analizar y comprender mejor el fenómeno del terrorismo individual. Por ejemplo: los atropellos con automóviles parecen una innovación táctica pero no responden a ningún patrón nuevo de actuación. En el año 2006 Mohamed Reza Taheri, estudiante universitario, ya utilizó su vehículo todoterreno para atropellar a los estudiantes que se encontraban en el campus de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos). En el año 2010 el segundo número de la revista Inspire ya se postulaba a favor de esta táctica[[viii]]. Durante el mes de noviembre de 2014 se han producido varios episodios de atropellos en Israel.El alarmismo en el enfoque del fenómeno aumenta la incertidumbre y, esta a su vez, el miedo.
  • Los atentados de dos individuos, en Canadá, provocaron que las autoridades canadienses se planteasen modificaciones legislativas y el cuestionamiento de los protocolos de seguridad. Este tipo de enfoque proyecta una excesiva vulnerabilidad ante las situaciones negativas que es percibida por el yihadismo, tal y como se recoge en el decimotercer número de la revista Inspire. Quizá la sociedad occidental debería afrontar el problema del terrorismo individual con una mayor madurez, sin tanto sensacionalismo y aceptando que en seguridad el riesgo cero es un anhelo utópico.
  • La hipotética aparición de vídeos, mensajes o nuevas publicaciones del Estado Islámico –como el sexto número de Dabiq– o de al-Qaeda –como el número 13 de Inspire– que alienten el terrorismo individual puede tener incidencia en un incremento moderado de casos motivado por la inmediatez del mensaje, la aportación de nuevos métodos terroristas y la exportación internacional de escenarios de conflicto a Occidente. Este aumento de casos se vería reflejado especialmente en aquellos individuos indecisos, pero afines a la ideología yihadista, que requieren un refuerzo motivacional y doctrinal para pasar a la acción.
  • El escenario negro correspondería a la explotación del terrorismo individual por el yihadismo, la saturación mediática de conceptos contaminados, las replicas provocadas por el efecto contagio y las operaciones de Yihad Individual Táctica –como el caso de Mehdi Nemouche– realizadas por luchadores extranjeros retornados. Operativamente la propaganda yihadista continuará incentivando las capacidades blandas –atropellos o el uso de veneno o armas blancas– para perpetrar acciones individuales pero no se puede menospreciar la innovación en el terrorismo individual, ni el uso de acciones individuales coordinadas sobre una diversidad de objetivos.

 

Mario Toboso Buezo es Doctor en Paz y Seguridad Internacional por el Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado, y Experto Universitario en Análisis en Violencia Política y Terrorismo por la Universidad de Granada. Autor del libro sobre terrorismo individual Lobos de Occidente.

 


[i] Acrónimo de: al-Dawla al-Islāmiyya fīl ʿIrāq wa-al-Shām.

[ii] Siglas en inglés de Improvised Explosive Device (dispositivo explosivo improvisado).

[iii] La muerte por mil cortes fue una forma de suplicio china utilizada desde aproximadamente el año 900 hasta su abolición en 1905. La práctica consistía en hacer varios cortes en partes del cuerpo no vitales con una cuchilla causando una prolongada agonía. El yihadismo utiliza este símil para describir el efecto que, sobre la sociedad occidental, ejercen los episodios de terrorismo individual.

[iv] En la página 19 del número 13 de la revista Inspire se recoge la entrevista al Chef de al-Qaeda. En dicha entrevista expone que en el futuro continuarán desarrollando la idea de la “jihad en solitario”.

[v] El peróxido de acetona (triperóxido de triacetona) es un alto explosivo que puede fabricarse con productos de uso doméstico: ácido sulfúrico, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y acetona. Se usó en los ataques terroristas del 07 de julio de 2005 en Londres.

[vi] Los supuestos en los que se combinan acciones individuales con apoyo de terceros los denomino Yihad Individual Táctica, y por lo tanto se excluyen de la definición de Actores o Lobos Solitarios. Se considera el apoyo, contacto o vinculación determinante con una organización o grupo terrorista en la planificación del atentado terrorista cuando contribuye con el suministro de explosivos o armas, el adiestramiento operativo en la fabricación de explosivos, el apoyo económico, o realiza la reivindicación del atentado en nombre de la organización o grupo.

Por otro lado, el adjetivo “táctico” se utiliza para calificar la ventaja operativa que comporta, por un lado, recibir apoyo logístico (suministro de armas, documentación falsa, entrenamiento en explosivos, etcétera) de una organización o grupo, y por otro lado, operar individualmente en la perpetración de una acción violenta para evitar la detección de la policía o de los servicios de inteligencia.

[vii] Anwar al-Awlaki representó la versión más efectiva y refinada de la corriente salafi yihadi y fue uno de los representantes de la ideología yihadista que mejor supo adaptarse a la idiosincrasia sociopolítica de Occidente. Su fluidez en inglés o su elocuencia le convirtieron en un líder muy atrayente para los jóvenes musulmanes.

[viii] “La segadora”: Es una táctica recogida en el segundo número de la revista Inspire que propone el uso de vehículos para embestir zonas concurridas como por ejemplo: campus universitarios, zonas comerciales, calles peatonales, etcétera.

Editado por: Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI). Universidad de Granada. Lugar de edición: Granada (España). ISSN: 2340-8421.

Licencia Creative Commons
Bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported