Documental recomendado: Operación Serval

Versión para impresiónVersión para impresión

En una cultura audiovisual como la nuestra resulta aconsejable combinar los análisis escritos con testimonios gráficos de las realidades que estudiamos. Por eso vamos a aprovechar nuestro blog Mosaico para aconsejar documentales disponibles on-line.

Me toca a mí romper el hielo. Y el primero que he elegido es un reportaje de la televisión francesa (subtitulado en inglés) sobre la operación Serval. La campaña militar que a comienzos del año pasado evitó que la mitad sur de Mali cayese en manos de grupos yihadistas.

El documental es interesante porque apenas hubo imágenes en los medios durante el desarrollo de la operación. Fue una campaña de movimiento sobre vastas extensiones de terreno despoblado que no favoreció el trabajo de los periodistas. El documental se nutre de manera casi exclusiva de imágenes tomadas por equipos de grabación del propio ejército francés. Es la versión que ellos ofrecen. Pero teniendo presente este dato a la hora de hacer juicios de valor, el documental ofrece un relato de primera mano sobre lo sucedido.

El propósito de las breves reseñas que iremos publicando no es analizar en detalle cada documental, sino –sobre todo– recomendarlo y hacer algún apunte ligero sobre el mismo. En concreto, algunas ideas de su contenido que me gustaría destacar son:

  • Se aprecia que el modelo de guerra industrial norteamericano también está calando en el modo como el ejército francés libra los conflictos irregulares. Así, se ve cómo un mando táctico no tiene problema en solicitar el empleo de un misil TOW contra unos yihadistas con armas ligeras, atrincherados entre unas rocas. Conviene recordar que cada misil TOW-2 cuesta nada menos que 58.600 dólares, por lo que a primera vista se podría poner en duda la eficiencia de su uso. Pero, al margen de las consideraciones políticas de las guerras de cero bajas y demás, es comprensible que quienes están sobre el terreno prefieran echar excederse en el empleo de la tecnología y de la potencia de fuego si con ello evitan muertos y heridos entre sus compañeros. Una solución intermedia sería buscar soluciones alternativas que consigan efectos similares con precios mucho más asequibles. De hecho, ya hay quienes plantean la recuperación de los antiguos cañones sin retroceso, adecuadamente dotados de cámaras térmicas y telémetros láser.
  • En una línea similar, se aprecia el importante papel que cumple el cañón de 30 mm de los helicópteros de ataque Tigre en tareas de apoyo aéreo cercano. También aquí se podría pensar que ‘mucho’ –y complejo– helicóptero (más propio de la guerra convencional) para semejante escenario. Pero el documental deja bien claro que el blindaje del Tigre no sobra en absoluto. En una de las tomas se aprecia cómo un helicóptero Gazelle armado con cañón de 20 mm es dañado por fuego de armas ligeras cuando está atacando una columna de vehículos. Uno de los pilotos murió y el helicóptero, aunque logró aterrizar en la base, fue dado de baja por los daños sufridos.
  • El documental también muestra los excelentes resultados de los vehículos 8x8 franceses en el terreno maliense: un recordatorio más de la necesidad de ir sustituyendo los BMR españoles por otro VCI con mayor movilidad y potencia.

En el documental hay otras muchas más cuestiones interesantes. Sólo una advertencia, el reportaje tiene mucho de marketing de las fuerzas armadas galas. Salvo alguna mención al ejército de Chad, da la impresión de que toda la operación, incluido el enorme esfuerzo logístico, fue protagonizada en exclusiva por los franceses. En realidad su logística fue puesta al límite y la operación resultó posible gracias al apoyo de otros aliados europeos (entre ellos España) y de Estados Unidos.

Y aquí el enlace al documental: