Divide ¿y vencerás? La estrategia "selectiva" de Pakistán contra las insurgencias yihadistas

Versión para impresiónVersión para impresión

A lo largo del pasado mes de febrero, gobierno, ejército y servicios de inteligencia de Pakistán desarrollaron un conjunto de actuaciones que podrían resultar de particular trascendencia para la evolución de los conflictos en curso en Afganistán y Pakistán. Estas iniciativas se pueden sintetizar en dos grandes líneas...

En particular, la detención del Abdul Ghani Baradar –lugarteniente del dirigente del movimiento talibán, el mulá Omar– ha supuesto un notable golpe de efecto pues parece contravenir la tradicional estrategia paquistaní de cultivar buenas relaciones con los talibán afganos como medio para garantizarse una posición de influencia en el país vecino en previsión de la retirada de las tropas estadounidenses. Por otro lado, estas detenciones coinciden con declaraciones del General Kayani –comandante en jefe del Ejército– y del primer ministro –Yousaf Reza Gilani– que reclaman para Pakistán una función relevante en las eventuales negociaciones con los talibán para resolver el conflicto de Afganistán.

Pulse aquí para leer el artículo completo