DE CONSEJOS, COMITÉS ESPECIALIZADOS Y OTRAS LIDES

Versión para impresiónVersión para impresión

El pasado jueves 8 de marzo, la página web del Departamento de Seguridad Nacional informaba sobre la reunión constitutiva del Comité Especializado de Seguridad Energética bajo la presidencia del Secretario de Estado de Energía, Daniel Navia Simón. La creación de este Comité supone un paso más en la buena dirección hacia el desarrollo del Sistema de Seguridad Nacional.

Su formación, que ya estaba contemplada en la Estrategia de Seguridad Energética Nacional aprobada en julio de 2015, llega dos años y ocho meses después de la publicación de ese documento, tras poco más de un año de Legislatura y apenas unas semanas después de los Acuerdos del Consejo de Seguridad Nacional por los que se regula el funcionamiento de los consejos y comités que apoyan al Consejo.

El 23 de febrero se publicaron seis órdenes del Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales que hacen público el  funcionamiento de otros tantos consejos y comités y que modifican ligeramente el marco regulador vigente hasta el momento para aquellos que ya existían. Estos consejos y comités son: el Comité Especializado de no proliferación de armas de destrucción masiva, el Comité Especializado de Seguridad Energética, el Comité Especializado de Inmigración, el Comité Especializado de Situación, el Consejo Nacional de Ciberseguridad y el Consejo Nacional de Seguridad Marítima.

A pesar de esta avalancha de órganos de apoyo, es necesario aclarar que de todos ellos solo son de nueva creación el Comité Especializado de no proliferación de armas de destrucción masiva, una reivindicación de algunos sectores desde la misma publicación de la Estrategia de Seguridad Nacional de 2013, y el Comité Especializado de Seguridad Energética, un compromiso como ya hemos indicado adquirido con la publicación de la Estrategia de Seguridad Energética Nacional.

Los restantes cuentan al menos con dos años y medio de vida y han desarrollado durante este tiempo una actividad dispar a pesar del extenso catálogo de cometidos que se les asignan. Así, los Consejos de Nacionales de Ciberseguridad y Seguridad Marítima han desempeñado una labor más o menos constante desde su creación en diciembre de 2013; mientras que del Comité Especializado de Inmigración solo se ha informado sobre su reunión constitutiva en julio de 2014, desconociéndose cualquier otra actividad que haya podido desarrollar.

Todos estos consejos y comités son órganos de apoyo del Consejo de Seguridad Nacional en el marco del Sistema de Seguridad Nacional y tienen como funciones específicas, en sus ámbitos correspondientes: proponer al Consejo de Seguridad Nacional las directrices en materia de planificación y coordinación de la política de Seguridad Nacional; contribuir a reforzar el adecuado funcionamiento del Sistema de Seguridad Nacional; apoyar al Consejo de Seguridad Nacional en su función de verificar el grado de cumplimiento de la Estrategia de Seguridad Nacional; contribuir a la elaboración de propuestas normativas para el fortalecimiento del Sistema de Seguridad Nacional; apoyar la toma de decisiones del Consejo de Seguridad Nacional tanto en el ámbito nacional como en el internacional; reforzar las relaciones con las Administraciones Públicas, así como la coordinación, colaboración y cooperación entre los sectores público y privado; y apoyar al Comité Especializado de Situación.

Según establecen las órdenes correspondientes, se reunirán con carácter presencial o a distancia como mínimo con carácter bimestral, o cuantas veces se considere oportuno atendiendo a las necesidades que en su ámbito concreto demande la Seguridad Nacional.

A corto plazo es de esperar la pronta reunión de constitución del Comité Especializado de no proliferación de armas de destrucción masiva. Pero mucho más relevante aún, también cabe esperar un trabajo frenético de los diferentes órganos de apoyo del Consejo de Seguridad Nacional para adaptar las estrategias sectoriales, en aquellos ámbitos en los que existen, a lo expuesto en la Estrategia de Seguridad Nacional de 2017. Unas adecuaciones que dado el tiempo restante de Legislatura, deberían ser publicadas antes del mes de junio para tener verdadera capacidad de influencia en los ámbitos concernidos.

Mención aparte merece, por su relevancia, el Comité Especializado de Situación, del que la Ley de Seguridad Nacional ya establece que es el órgano de carácter único para el conjunto del Sistema de Seguridad Nacional en apoyo del Consejo de Seguridad Nacional en materia de gestión de crisis.

La orden publicada por Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales le asigna un extenso catálogo de cometidos, entre los que cabe destacar: asistir al Consejo de Seguridad Nacional en su función de dirigir y coordinar las actuaciones de gestión de situaciones de crisis; proponer al Consejo de Seguridad Nacional las medidas de carácter normativo que sean necesarias para impulsar y desarrollar la gestión de crisis en el marco del Sistema de Seguridad Nacional; asistir al Consejo de Seguridad Nacional cuando la situación requiera la aplicación de medidas excepcionales previstas en los instrumentos de gestión de crisis de las organizaciones internacionales de las que España sea parte; facilitar la activación anticipada de los instrumentos preventivos de gestión de crisis; elevar planes de contingencia y cualesquiera otros instrumentos necesarios para impulsar la integración de los ya existentes en aquellos ámbitos que por su acentuada transversalidad o incertidumbre se estimen necesarios; analizar los posibles escenarios de crisis y su posible evolución; llevar a cabo la organización de la contribución de recursos a la Seguridad Nacional o asistir al Consejo de Seguridad Nacional en la dirección y coordinación de la gestión de la situación de interés para la Seguridad Nacional.

Su presidencia la ostentará con carácter habitual la Vicepresidenta del Gobierno y Ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales y excepcionalmente, por decisión del Presidente del Gobierno, una autoridad funcional de acuerdo con lo previsto en la Ley de Seguridad Nacional.

Aunque no se conocen reuniones desde su creación en diciembre de 2013, salvo durante el desarrollo de ejercicios, la orden establece que se reunirá con carácter presencial o a distancia como mínimo con carácter bimestral o atendiendo a las circunstancias que afecten al ámbito de la gestión de crisis.

El establecimiento de esta periodicidad, que no ha sido modificada desde su publicación, puede parecer a priori un error en un órgano dedicado a la gestión de situaciones de crisis. Sin embargo, la necesidad de afrontar el desarrollo, aún pendiente, de la Ley de Seguridad Nacional en ámbitos tan necesarios como la Contribución de recursos y la Gestión de crisis en el marco del Sistema de Seguridad Nacional no hace descabellado pensar que un órgano de nivel adecuado, como el Comité Especializado de Situación, y con una dirección solvente como la de la Vicepresidenta del Gobierno, afronte un reto en el que apenas se ha avanzado desde la publicación de esa Ley, hace ya dos años y medio.

Para finalizar, es necesario poner en valor un avance más del Sistema de Seguridad Nacional. Las referencias a las reuniones de todos estos consejos y comités incluyen la posibilidad de ser realizadas a distancia. Este mecanismo fue implantado hace poco más de un año a través del Acuerdo del Consejo Seguridad Nacional de implementación de los mecanismos para garantizar el funcionamiento integrado del Sistema de Seguridad Nacional. Su características, pioneras en España, sin duda proporcionan una gran flexibilidad a la acción de los consejos y comités; pero también la capacidad de reacción en tiempo oportuno al Comité Especializado de Situación ante la necesidad de gestionar una situación de crisis.

Toda esta previsible actividad, fundamentalmente la imprescindible adecuación de las estrategias sectoriales a la Estrategia de Seguridad Nacional 2017 y el desarrollo de la Ley de Seguridad Nacional, contribuirán al desarrollo del Sistema de Seguridad Nacional. Sin embargo, quizás el mayor obstáculo al que aún debe hacer frente este desarrollo sea la falta de preparación mental para abandonar concepciones obsoletas e insostenibles y aceptar soluciones necesarias y que ya han sido abordadas anteriormente en este blog.

Samuel Morales es Teniente Coronel de Infantería de Marina (DEM) de la Armada Española.