Análisis de las últimas resoluciones judiciales sobre difusión del ideario yihadista como delito

Versión para impresiónVersión para impresión

Análisis GESI, 2/2012

Aun a riesgo de consignar algo obvio, no podemos por menos de reflexionar sobre la importancia de la difusión del ideario terrorista para la perpetración de atentados.

Difusión, pública o privada, que siempre ha sido señalada por nuestras FCSE como conducta de peligro real y consecuencias directas e inmediatas por su justificación e incitación a la comisión de atentados. Difusión que no ha sido penada hasta la reforma legal del Código Penal de 2010, dando un marco legal adecuado a la insistente preocupación sobre este extremo de las fuerzas policiales desde hace décadas.

 

1.- Difusión del ideario yihadista como conducta punible de integración o colaboración en organización terrorista.

Ya la sentencia del Tribunal Supremo nº 119/2007 decía que “la recluta, el adoctrinamiento y la afiliación se inician sobre la base de la transmisión de concepciones radicales de la religión islámica, a las que son más sensibles quienes menos formación religiosa poseen, difundidas en centros o en lugares adecuados, de donde se evoluciona a la disposición efectiva de los nuevos fieles a la ejecución de actos terroristas o a cualquier forma de favorecimiento de esa actividad. La trascendencia de estas actividades en relación a las posteriores acciones violentas es innegable, pues “ese fundamento religioso justifica la acción violenta en sí e inhibe los frenos morales del autor de tal acción”, (STS nº 119/2007).

Y la referida sentencia contemplaba la difusión del ideario yihadista como delito de integración en organización terrorista, afirmando que suponía integración

“el desarrollo por parte del acusado de un proyecto de divulgación de la ideología religiosa radical y fundamentalista del extremismo islámico para captar a personas musulmanas de todo el mundo, siguiendo la estrategia marcada por la organización terrorista "Al Qaeda", habiendo elaborado una página web donde difundir, a través de internet, tales contenidos, incluyendo la divulgación de fatwas o decretos islámicos, proporcionando así un fundamento ideológico-religioso a la comisión de atentados terroristas”.

La integración se consideró probada por la acreditación de las relaciones del acusado con otros miembros relevantes de Al Qaeda y de la posesión de material para la difusión de tal ideario.

La STS nº 888/2007, de 25 de octubre, luego de establecer los requisitos de la integración en banda armada u organización o grupo terrorista, conforme a la antigua legislación, señala que, en el caso, las finalidades u objetivos de la célula que formaban los acusados, y que permitían calificarla como organización o grupo terrorista, eran los siguientes:

“la difusión del ideario extremista islámico, el proselitismo y captación de seguidores entre la población musulmana de España, la creación de domicilios que sirviesen de refugio a los miembros combatientes perseguidos en otros países al tiempo que de escondite y depósito de material electrónico, informático, bacteriológico o químico, en su caso, preciso para la perpetración de atentados, el apoyo y ayuda a compañeros presos, la compra y difusión de material de comunicaciones, facilitar a sus miembros así como a otros miembros del radicalismo islámico de otros países que lo precisasen, documentación falsa que facilite su integración y ocultación entre musulmana (sic) y, finalmente, estar disponibles y preparados para pasar a la acción”.

Vemos aquí que no sólo se ha castigado la difusión, sino que junto a ella se penan actos concretos y clásicos de colaboración, como la configuración de redes de huida o depósito de material para perpetrar atentados.

 

1.1.- Exigencia de “pasar a la acción”: la difusión no es per se integración.

Por el contrario, la STS de 17 de julio de 2008 (Atentados de Madrid), para condenar por delito de integración en organización terrorista, exigía que

”desde la mera expresión y defensa de unas ideas, han iniciado de alguna forma, incluso con la decisión efectiva de llevarlo a cabo, su paso a la acción con la finalidad de imponer sus ideas radicales fuera de los cauces pacíficos, individualmente y como grupo”.

Dicha sentencia establecía la necesidad del inicio de acciones encaminadas a la obtención de medios idóneos

“para el logro efectivo por ellos mismos o por terceros de aquella finalidad, o bien que ya han procedido de alguna forma, mediante acciones de captación, adoctrinamiento o apoyo, suministro de efectos, sustento ideológico o en cualquiera otra de las muy variadas formas en que tal clase de cooperación puede manifestarse, a colaborar con quienes ya desarrollan efectivamente tales actividades, se preparan para hacerlo o ya lo han hecho."

 

1.2.- La Sentencia de la Operación Bureba (9.6.2011)

Los hechos probados de esta sentencia declaran que:

“W.L., mayor de edad, afín por sus ideas radicales a la ideología Salafista-Jihadista patrocinada por diferentes grupos terroristas, como Al Ansar, que se mueven dentro de la órbita marcada por Al-Qaeda, cuyo objetivo es el establecimiento de un estado islámico universal bajo el amparo de la Sharia, utilizando para ello la Jihad, entendida esta como manifestación violenta del Islam, que utiliza el terrorismo como método para lograr sus objetivos contra los que considera infieles, desde el año 2000 venía manteniendo reuniones con individuos de similar ideología, todos ellos musulmanes, en la carnicería xxx, sita en la c/xxx de Burgos, regentada en aquellas fechas por B. M., hasta que fuera detenido este el 30 de diciembre de 2002, cuando se desplazó a Marruecos, y condenado posteriormente por la justicia marroquí por su participación en los atentados terroristas de mayo de 2002 en Casablanca, tras cuya detención se hizo cargo de la misma A. A.

Esas reuniones se siguieron sucediendo, generalmente en horas en que el establecimiento cerraba al público, y en ellas W. L. y las personas que con él se juntaban, trataban de temas relacionados con la Jihad, Irak y Afganistán, etc., o se mantenían conversaciones en torno a determinados terroristas destacados, como Osama Bin Laden o Al Zarqaoui, ya fuera sobre sus personas o sobre discursos o mensajes pronunciados por ellos, incluso se visionaban videos sobre atentados o acciones terroristas, todo ello en la idea de fomentar la Jihad, y hacer proselitismo entre quienes acudían a las citas.

En esa línea de comportamiento, como W.L. había mantenido amistad con B. M. y supiera de su ingreso en prisión en Marruecos por su participación en los atentados terroristas, contribuyó desde noviembre de 2003 hasta octubre de 2007 en la recaudación del Zakat, o limosna, solicitando entre los miembros de la comunidad musulmana, y aportando él, dinero para enviarlo a la mujer de aquel, con el que atender sus gastos mientras estuviera en prisión”.

A pesar de que las acusaciones habían mantenido la tipificación de esta conducta como de integración en organización terrorista, el Tribunal descarta esta calificación, aduciendo que el resto de la célula no ha sido acusada, y por lo tanto, carece de configuración como organización terrorista. Y entiende que la conducta del acusado es constitutiva de un delito de colaboración. Pero esta penalidad se aplica no por la difusión del ideario yihadista, sino por los actos concretos de colaboración, esto es, la recaudación de dinero para ayuda del preso en Marruecos BM. Y así lo declara el Tribunal:

“Los hechos declarados probados….son legalmente constitutivos de un delito de colaboración con organización o grupo terrorista, previsto y penado en el art. 576 C.P. [...] lo que nos hace derivar la conducta del acusado al delito de colaboración con banda armada, que concretamos en el hecho de su cooperación a la recaudación del Zakat, que luego se destinaba a atender las necesidades económicas de la familia de B. M., preso en Marruecos por su participación en los atentados terroristas de Casablanca”.

Y aclara la sentencia:

“Lo que ha de extraerse de los anteriores pasajes, es que, para poder apreciar la existencia del delito, ya sea de pertenencia a banda armada, ya sea de colaboración con banda armada, es que el mantenimiento de ideas violentas propias de un islamismo radical, incluso las relaciones con otras personas que participen de esas mismas ideas, en principio, no constituye delito, o al menos no lo constituirían en la fecha en que se sitúan los hechos de autos, pues, para poder apreciar cualquiera de estos dos que hemos indicado, es preciso la realización de alguna actividad o manifestación externa reveladora de que se pasan a hacer efectivas esas ideas, esto es, pasar del plano del pensamiento al de la acción, la cual podrá manifestarse en diferentes aspectos, entre ellos, y para lo que aquí interesa, mediante la ayuda económica a quienes se integren o colaboren con el terrorismo, en la medida que es una manera de coadyuvar a los fines o proyecto criminal que el mismo entraña.”

 

1.3.- Sentencia Operación Duna (25/4/2012)

En este mismo sentido, la sentencia de 25 de abril de 2012 absuelve a los acusados de integración en organización terrorista (Operación Duna) Se trata de aquellos disturbios en el Barrio del Príncipe, en Ceuta, a finales del año 2005 y principios de 2006, que incluso provocaron incendios en algún cementerio musulmán.

Los hechos probados de la sentencia afirman que los 8 acusados se reunían en el domicilio de algunos de ellos, visionando videos de tipo religioso y de cariz radical salafista, “en los que se predica y alaba la yihad, el martirio, la figura de Bin Laden; conflictos mundiales recientes tales como los llevados a cabo por parte del ejército americano en Afganistán o Irak, o al conflicto árabe-israelí contra los palestinos. Igualmente aparecen, reiteradamente, los ataque contra las torres gemelas de la ciudad de Nueva York la situación de los presos en Guantánamo, y continuas críticas verbales contra americanos, judíos, occidente y todos aquellos que no practican la religión musulmana, anhelando en muchos de sus videos la idea de la patria musulmana -Sunna o Umma-.

En los registros domiciliarios se encontró gran cantidad de videos y documentales descargados de Internet o de televisiones árabes relativos a episodios de los enfrentamientos del ejercito americano en Afganistán o Guantánamo, y del conflicto palestino israelí referido, en los que de forma continua se ensalza la Yihad islámica,- como consecuencia de la necesidad de vengar los ataques contra la población musulmana, -la figura de Bin Laden u otros líderes islamistas radicales, siendo algunos de los vídeos ellos comunes a los acusados. Igualmente se halló en alguno de los domicilios de los acusados, diversas fotografías de lugares de Ceuta tales como iglesias católicas, el puerto de Ceuta, varios ferrys, un centro comercial ceutí y uno de los puentes de la ciudad.

No se considera probado que alguno de los acusados fuera el responsable o instigador de los incendios en el cementerio musulmán de Sidi Embarek, los autores de las pintadas o planearan obtener explosivos del acuartelamiento militar ceutí de El Lacho.

La Audiencia estima que lo que queda probada es la comunión de los acusados con los postulados más radicales del Islam y su imposición violenta, yihad violenta y la idea de venganza contra la sociedad occidental, y ello en base al material videográfico encontrado en los domicilios de los mismos.

A pesar del abundante material incautado de consumo, difusión y distribución de propaganda yihadista, en ambas sentencias, aun reconociendo el trabajo ímprobo y metódico de las FCSE, absuelven a los acusados del delito de integración en organización terrorista. Para ello aplican la doctrina establecida por el Tribunal Supremo en el juicio de los Atentados de Madrid, requiriendo, para tal condena, la acreditación de que los acusados hubieran decidido “pasar a la acción”.

 

2.- La Reforma de los artículos 576,3 y 579 del Código Penal.

Esta imposibilidad legal de penar conductas que por sí mismas son potencialmente letales y altamente peligrosas ha sido eliminada con las modificaciones que, con la LO 5/2010, de reforma del CP, ha introducido en el apdo. 3 del art. 576 o en el pf. II del apdo. 1 del art. 579. En el artículo 576,3 CP, como hemos explicado en anteriores trabajos, se contempla la captación, adoctrinamiento, adiestramiento o formación de terroristas como conducta específica del delito de colaboración con organización terrorista. Y en el art. 579,1 se recoge como conductas expresamente penadas "la difusión pública, por cualquier medio, de mensajes o consignas que, sin llegar necesariamente a constituir resoluciones manifestadas del delito (esto es, provocación, conspiración o proposición para la realización de una concreta acción criminal) se han acreditado como medios innegablemente aptos para ir generando el caldo de cultivo en el que, en un instante concreto, llegue a madurar la decisión ejecutiva de delinquir. El único requisito de tales acciones es que deberán generar o incrementar un cierto riesgo de comisión de un delito de terrorismo”.

 

3.- Aplicación inmediata de las novedades legislativas. Comparativa entre los Autos de Prisión de F.E. (agosto de 2010), AAC (agosto de 2011) y MHA (marzo de 2012).

Como veremos en este apartado, interrelacionando tres detenciones recientes (de las cuales aún no hay sentencia, pero sí una primera resolución judicial de prisión provisional) encontramos las primeras aplicaciones prácticas de las reformas legislativas.

 

3.1.- Auto de 31 de agosto de 2009, donde se decreta la prisión provisional de FE. Juzgado Central de Instrucción 2.

Así, en el Auto de Prisión de FE, de 31 agosto 2009, (todavía no se había producido la reforma del Código Penal) se considera por el Juez Instructor que estamos ante unos hechos que revisten inicialmente “los caracteres de un delito de pertenencia a organización terrorista tipificado y penado en los art. 515,2 y 516 CP”. Estos actos presuntamente cometidos por el detenido serían los siguientes: (sic)

a.- Autor de la compra y registro del dominio www.ansaraljihad.net, concebido y utilizado para la creación de un foro yihadista destinado a la difusión de conceptos radicales de la religión, discursos extremistas, material de propaganda de diferentes grupos terroristas y plataforma reservada de comunicación.

b.- Creador y Administrador General del Foro Ansar Al Muhahidin, desde su creación hasta la fecha de su detención. Responsable último de los contenidos, comentarios y material que se ha ofrecido en el foro durante ese período.

c.- Presunto miembro de la Organización Terrorista Red Ansar Al Mujahidin RAAM, a favor de la que llevaría a cabo labores de captación, radicalización y reclutamiento de nuevos adeptos para la causa SAlafista Yihadista a través de Internet, al menos desde el año 2008 hasta la actualidad.

d.- Presunto enlace con diversas organizaciones terroristas extremistas islámicas, para la obtención de fondos, apertura de rutas de tránsito para Yihadistas voluntarios, apoyo material e ideológico, al menos desde el año 2008 hasta la actualidad.

e.- Presunto colaborador necesario para la apertura de nuevas rutas y envío de Yihadistas voluntarios a escenarios de conflicto como –al menos- Chechenia, Waziristán y Afganistán y para la recaudación de fondos con fines de autofinanciación de RAAM y de apoyo a grupos terroristas activos –al menos- en Waziristán.

Explica la resolución judicial que esta red (RAAM) no estaría dedicada únicamente a actividades de propaganda terrorista que, si bien son esenciales para alcanzar sus objetivos, son tan sólo preliminares o complementarias de actividades como el apoyo logístico y operativo de organizaciones, grupos y células terroristas yihadistas activas en otros países y zonas (Waziristán, Chechenia,Daguestán, Somalia, Pakistán, Afganistán, Irak…). Según los datos obtenidos a lo largo de esta investigación, los foros RAAM no sólo se han convertido en uno de los 10 foros Yihadistas más influyentes y frecuentados de Internet, órganos de propaganda del llamado Movimiento de la Yihad Global, sino que se constituye en una organización estructurada, permanente y jerarquizada, dedicada a la presunta comisión de actos de naturaleza terrorista y en la que FE ocupa un destacado puesto de dirección.

Esta organización está integrada por un amplio cuadro de elementos de dimensión internacional, y que manteniendo una clara división de funciones actúa de manera coordinada y se dedica a tareas tales como : envío de voluntarios, financiación de actividades relacionadas con el mantenimiento de la acción armada en diversas zonas de conflicto, proselitismo, captación y radicalización en las tesis extremistas islámicas de simpatizantes para la causa islamista radical, producción audiovisual destinada a difundir mediante Internet las acciones y el ideario Yihadista de diversos grupos Terroristas Islamistas activos en la actualidad (Emirato del Caúcaso, Emirato Talibán de Afganistán, Red Taliban Haqqani, ALQ y otros).

Por todo ello se considera que esta red de foros es parte, fundamental, de una verdadera Estructura Terrorista Independiente que sería la RED ANSAR AL MUJAHIDIN RAAM que engloba las actividades citadas propias del Terrorismo islamista radical.

Finalmente el Auto establece la conexión de esta red con la red yihadista Al Ekhlass, desmantelada en 2008 en la Operación Bureba.

Vemos aquí la incardinación de las actividades de propaganda con la actuación considerada típicamente como integración o colaboración con organización terrorista: no sólo el proselitismo, sino también el envío de voluntarios y la financiación de actividades relacionadas con el mantenimiento de acciones armadas. Es decir: no sólo se le imputa la difusión del ideario yihadista, sino acciones concretas de integración y/o colaboración para la acusación por integración y/o colaboración.

 

3.2.- Auto de 20 de agosto de 2011, donde se decreta la prisión provisional de AAC (Juzgado Central de Instrucción 3).

Como resultado del seguimiento de dos foros yihadistas, Al Shumukh, y Ansar Al Mujahideen, foros dedicados a la difusión pública de comunicados y productos yihadistas mediáticos elaborados por las principales organizaciones terroristas islámicas y sus líderes, se detuvo en agosto de 2011 a A.A.Ch. Se le acusa de ser el Administrador General y probable propietario de una página-foro yihadista “Shabaka Al Haqiqa Al Ikhbaria” (Red de la Verdad Informativa), dedicada a los mismos fines de difusión del ideario yihadista.

Según refiere la resolución judicial,

“Los mensajes y participaciones observados en relación al detenido han evidenciado su intención clara y manifiesta de llevar a cabo un atentado dirigido contra los “infieles” por medio del envenenamiento de reservas de agua de consumo humano, y en particular en aquellos depósitos que suministran campings y/o complejos turísticos. El riesgo para la seguridad pública se evidenció al haber entrado en contacto el detenido con otros usuarios en los que han compartido manuales para fabricación y uso de venenos, tóxicos, explosivos, etc…”

Como nota importante el Auto manifiesta que ha sido localizado en el mismo foro el Juramento de Lealtad (Bayat) de uno de sus nicks al lider del grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico”; así como su intención de continuar los esfuerzos de la organización para vengar la muerte de Usama Ben Laden y otros miembros relevantes de AQ.

Colgó además un manifiesto incitador a la comisión de atentados por cualquier medio contra Europa y Estados Unidos:

“Dios mío, concédeme el Martirio por tu causa. Que tenga la valentía y la suficiencia. Que mi cuerpo vuele en pedazos, por amor a ti, hasta el punto de no poder reunirlos y enterrarlos en la tumba. ¡Dios, Amén!”.

Ante la radicalización acelerada de sus mensajes en el foro, y la insistencia en la comisión inminente de un atentado, volcando productos tóxicos y venenosos en los depósitos de agua, se ordena la detención.

En el Auto que estamos analizando, el Juez Instructor acuerda la prisión, provisional, comunicada y sin fianza, entendiendo que “La gravedad de los hechos objeto de imputación en la presente causa, constitutivos de un delito de integración en organización terrorista, previsto y penado en el art. 571,1 y 2 (antes arts. 515,2 y 516 CP), y un delito de conspiración para el asesinato terrorista de los arts. 572,2 y 579 CP, y subsidiariamente, de un delito de colaboración terrorista del art. 576,3 CP, al concretar su actuación en los foros de Internet una manifestación clara, al menos, de adoctrinamiento y captación”.

En este auto, como vemos, también se imputa (a nivel indiciario) al detenido no sólo actividades de captación, sino de conspiración para el asesinato. Y con la reforma del Código Penal en vigor, se aplica ya lo previsto en el art. 576.3: colaboración con organización terrorista en actividades de captación y adoctrinamiento de terroristas.

 

3.3.- Auto de prisión de 30 de marzo de 2012, donde se decreta la prisión provisional de MH. (Juzgado Central de Instrucción 5)

Según razona el Juez Instructor que acuerda su prisión provisional, comunicada y sin fianza, se determina indiciariamente la participación del detenido MHA en la administración y gestión de varias plataformas mediáticas de Internet, dedicadas al apoyo de diferentes grupos terroristas yihadistas, llevando a cabo sus actividades “integrado en el aparato de propaganda de una organización jerárquica de la que es parte, coordinando sus esfuerzos con otros y ejecutando las instrucciones que le son dadas por aquellos que ostentan niveles superiores de mando.” Estas actuaciones se engloban, además, en el marco de las instrucciones, directrices y estrategia global diseñada por Al Qaeda.

Esta organización terrorista, la RAAM (Ren Ansar Al Mujahideen), cuyos primeros indicios surgieron a raíz de la Operación Bureba (2008, UCE 2), tiene un núcleo duro de elementos radicales con amplia trayectoria en estos foros yihadistas. “Todas las decisiones son consensuadas por éste órgano de direcicón y son obedecidas por el resto de la Red. Los componentes del Majlis AL Shura son considerados Jeques. Han creado una sólida infraestructura en Internet orientada a la difusión del ideario yihadista como paso para captar, adoctrinar y radicalizar simpatizantes para llevar a cabo la Yihad Armada, lo que implica tanto el envío de los voluntarios a zonas de conflicto como su formación, mediante material y manuales de entrenamiento terrorista para actuar allí donde el adoctrinado residía. La RAAM actúa a través de tres aparatos; el de propaganda, el de financiación y de apoyo operativo.”

A MHA se le acusa de ser un miembro destacado de la citada organización, encuadrado dentro del aparato de propaganda y operando a través de Internet. A través de las Salas Paltalk el detenido era supervisor, como parte de la Dirección y Administración de las Salas, manteniendo la “linea editorial” de carácter yihadista y expulsando a los miembros que mostraran su desacuerdo; difundiendo información sobre frentes de Yihad; enalteciendo a los autores y la comisión de atentados e impartiendo instrucciones a otros miembros. A través de los foros (Ansar Al Mujahideen, Al Shumukh al Islam o Al Fida), difundiendo material propagandístico de carácter doctrinal y apoyando y ensalzando las ideas vertidas en los mismos; y a través de los Repositorios de Acceso Público (archivos.org) accediendo a diversas páginas de igual contenido, almacenando, guardando, convirtiendo y administrando archivos encontrados en otros sitios web afines a la “causa”. Especial relevancia se ha dado al hallazgo en estos productos de manuales de entrenamiento terrorista, que pone a disposición de terceros, como “Curso sobre venenos y gases venenosos más populares”; “Destruye sus hogares con tus propias manos”; “Curso de explosivos del Jeque Abu Khabab Almasri”, “Programa del Oficio de Terrorismo”; etc

Asimismo se han encontrado identificaciones de importantes personalidades públicas, señaladas como objetivos de ataques terroristas, e incluso un “llamamiento para determinar la lista con nombres de personas activas en la guerra de la Alianza sionista-cruzados en contra de nuestra Umma, la de directores de empresas que apoyan la guerra, la de instituciones informativas que hace publicidad mentirosa y la de miembros del Congreso incitadores” para mandarla a los dirigentes de la Yihad para aprobarla y guiarnos hacia el objetivo adecuado”.

El auto de prisión motiva la misma en base a considerarle, indiciariamente, como integrante de organización terrorista conforme al art. 571,2 CP, en acciones que van más allá de una simple apología o enaltecimiento del terrorismo o incluso de una colaboración con organización terrorista. Con carácter subsidiario, los hechos que presuntamente ha cometido serían constitutivos de un delito de colaboración con organización terrorista previsto en el art. 576,3 CP, o incluso, enmarcables dentro de lo previsto en el art. 579,1, 2 del CP.

 

Conclusión

Estas conductas de proselitismo y captación no son nuevas, pero sí su represión. Los hechos que se imputan en las últimas resoluciones judiciales se incardinan perfectamente tanto en el art. 576,3 CP como en el art. 579,1 CP, sin necesidad de acudir, en su caso, a la figura delictiva del art. 571,2 (integración en organización terrorista). Ya no hace falta “pasar a la acción” a partir de unas ideas más o menos radicales. Ya la formación, adiestramiento y captación de futuros terroristas englobarían (a nivel indiciario) las conductas de los detenidos, siendo aplicable el art. 576,3 del CP ( colaboración con organización terrorista). Incluso la difusión de tales ideas radicales que comporten un riesgo de alentar a cometer atentados sería delito, previsto en el art. 579,1 CP.

La necesidad de penar este tipo de acciones de forma independiente, puesta de relieve por las FCSE en cada atestado que han realizado desde hace décadas, ha sido acogida por el legislador en la reforma del año 2010, por su influencia real e inmediata en la comisión de atentados. Y esta preocupación se ha reflejado en poco tiempo en autos como los que estamos examinando, donde ya se incluyen estas actividades de proselitismo y captación, sin impedimentos legislativos. No era una insistencia carente de fundamento, a la vista de que en poco tiempo desde la reforma ya se han aplicado los nuevos artículos del Código Penal. La lucha contra el terrorismo tiene, pues, nuevos elementos legales con los que hacer frente a la sinrazón de la violencia.

 

En agradecimiento a DFL y a todos sus compañeros por el esfuerzo cotidiano en su silenciosa lucha contra el terrorismo.

María Ponte es Directora de María Ponte Equipo Jurídico (Madrid) y profesora del Master Oficial en Estudios sobre Terrorismo de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR).

Editado por: Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI). Lugar de edición: Granada (España). ISSN: 2340-8421.

Licencia Creative Commons
Bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported